El concepto de tapa proviene de tiempos medievales en los que, en los locales en los que se servían bebidas, con el fin de evitar que las moscas entraran en las copas, éstas se tapaban con un trozo de pan. Al pan se le añadieron cosas encima para contentar a la clientela más que el local de al lado, y luego, por higiene, se las puso sobre un plato. Desde entonces hasta hoy las tapas han evolucionado mucho, siendo hoy una forma de comer que nos define como cultura culinaria. En este camino evolutivo, no faltan teorías sobre cómo los locales conseguían aumentar el consumo de bebidas a través de tapas bien saladitas, algo que, aunque no está históricamente documentado, coincidirás con que encaja mucho con nuestra más profunda manera ser.

Hablemos también de algo casi tan popular como las tapas, los hermanos Iglesias, unas “máquinas” de producir locales de todo tipo siempre con mucho éxito. Los hermanos Iglesias empezaron con el conocido restaurante Rías de Galicia, y con los años han ido expandiendo su amplísima visión de la gastronomía, llegando a crear locales tan distintos en todos los aspectos pero tan exitosos por igual, como el Espai Kru (en nuestra opinión un top 5 de los restaurantes de nuestra ciudad), la pulpería Bobo Pulpín o el que visitamos esta semana, el abarrotado y animado Casa de tapas Cañota.

Pluma ibérica a la brasa

Tapa de jamón ibérico

Local que podríamos explicar cómo el típico bar de comidas de toda la vida, muy bullicioso, con mesas de mármol cubiertas por pequeños manteles de papel, sillas de madera para culos no muy grandes, sencillas carpinterías de madera, paredes de revoco y cortinas de cuadros. ‘Back to 70’s’. En el centro del local un camarero cortando buenos jamones sin parar…si eso te suena a típico, ve al Cañota y verás como lo han reinterpretado los Iglesias. Con esta base sutil y medidamente rancia, han conseguido a base de detalles en la decoración, la carta y sobre todo los platos, actualizar este concepto haciéndolo tan atractivo, que siempre está abarrotado. Situado en la Calle Lleida, tocando a la antigua Fira de BCN, por el contrario de lo que pensábamos, es un local mayoritariamente llenado por gente local.

Pulpo a la gallega

Patatas bravas y croquetas

Cuenco de aguacate 

En el Cañota elegir entre los platos de la carta es una experiencia en sí misma. Dibujitos, bromas, nombres creativos y divertidos, ponen de relieve la propuesta de los Iglesias: platillos para divertirse comiendo, en forma de tapas, todos con una presentación singular y algunos de ellos con un toque de creatividad. Todo está al mismo nivel, ese en el que sin olvidar con el que se satisface al paladar de forma muy económica, mientras se mantiene una animada conversación no siempre prestando atención a la comida. Viendo las fotos de nuestro menú, seguro que entiendes mejor aún de qué tipo de comida se trata y seguro también que te entra hambre y ganas de ir.

Ensaladilla rusa

Cochinillo

Los Iglesias son a la gastronomía, lo que algunos famosos decoradores son al interiorismo. Unos artistas del todo, que con cuatro cosas sencillas colocadas de una determinada forma en su preciso lugar, consiguen una perfecta composición, un brillante resultado. 

Lingote de chocolate

Brazo de gitano

Casa de tapas Cañota, parece fácil, parece sencillo, pero valorémoslo bien, no lo es.

Puntuación
Comida   Vinos
65   61
Servicio   Local
61   62
Precio   Estrellas Miguelín
25€   1 estrelles
Por persona: 5-6 platos a compartir + copa de cerveza  

¿Dónde está Cañota?

Dirección: Carrer de Lleida, 7, 08004 Barcelona

Teléfono: 933 25 91 71

Horario: De martes a sábado de 13:00 a 18:00 y de 19:20 a 00:00.; domingo de 13:00 a 16:00; lunes cerrado.

Webhttp://casadetapas.com/?lang=ca

Galleta de pie de cerdo
Estrellas Miguelín Fonda Espanya: modernista, que no moderno Miquel Espinet y Eulogi Bordas
Lingote de foie caramelizado
Estrellas Miguelín Restaurante Goliard: Relación Calidad/Precio insuperable Miquel Espinet i Eulogi Bordas