La NASA acaba de publicar una información que puede alegrar algunos, pero preocupar a otros: julio ha sido el mes más cálido desde que empezaron los registros, el año 1880.

Los datos, que combinan la temperatura de la superficie del mar y la del aire en la tierra, muestran que este año la temperatura ha sido un 0,84ºC más alta que la media entre 1951 y 1980, de la misma manera que un 0,11ºC superior a julio de 2015. El director del Instituto Goddard de Estudios Espaciales, Gavin Schmidt, lo ha confirmado a través de Twitter:

De hecho, no se trata sólo de julio: los últimos diez meses han batido récords de temperatura en comparación con los mismos meses de todos los años anteriores, desde 1880. Así, las previsiones, están (al 99%) claras: el 2016 será el año más cálido de la historia:

El principal responsable de esto, además del ya habitual cambio climático, ha sido 'El Niño', el famoso fenómeno meteorológico que desplaza agua caliente por todo el océano Pacífico, y que acaba aumentando el global de las temperaturas.

Imagen: Ryan Rodrick Beiler

Aunque 'El Niño' ya se ha disipado –en febrero fue cuando tuvo más incidencia–, los efectos en la temperatura se pueden prolongar unos seis meses más.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat