A sus 80 años, la reina Sofía parece estar viviendo una segunda, tercera o cuarta juventud. Se siente con más fuerzas que nunca, disfruta de su tiempo con sus amigas de Palma, va -cuándo su nuera la deja- a buscar a sus nietas y participa de los actos que le vienen en gana. Quizás por eso la reina emérita ha dicho hasta aquí. ¿Y a quién se lo ha dicho? A su marido.

joan carles sofia serios gtres

GTRES

Nunca es tarde si la dicha es buena, que se suele decir. Pues ahora la octogenaria madre de Felipe ha llegado finalmente a una conclusión: sabe que tiene que hacer el paripé con Juan Carlos como reyes eméritos, pero será en contadas ocasiones y dejándole muy claro que cada uno por su lado de la casa. Mira que han pasado años de flirteos extramatrimoniales, de pilladas con mujeres en la cama, de desprecios a su figura. Pero lo que ha hecho colmar el vaso de la paciencia de la griega ha sido un funeral.

Joan Carles Sofia efe

Efe

No es ningún secreto decir que los padres del rey no se soportan. Hace tiempo que duermen en habitaciones separadas y que cada uno hace la suya. Pero ahora Sofía no puede más y según explica la revista ¡Hola!, "la madre de Felipe VI ha pedido al soberano que, por favor, no la haga coincidir JAMÁS en ningún acto más con el que es el padre de sus tres hijos". El detonante fue el reciente funeral de Henri de Orleans, al que Sofía fue sola después de que Juan Carlos la dejara como única representante de la Casa Real española. Sofía se molestó y ha avisado a su hijo.

sofia funeral gtres

GTRES

La reina no quiere coincidir en la agenda institucional oficial con Juan Carlos y sólo lo hará en actos que tengan que ver únicamente con la Corona. Así pues, la separación de facto que ya tienen conviviendo la tendrán también de cara al público. Es pertinente recordar cómo fue la primera vez que durmieron separados y que como escribía Pilar Eyre, cogió a JC por sorpresa cuando un ayuda de cámara, cuando iban a establecerse en el Palacio Albéniz en el año 1976, le dijo: "Perdón, majestad, su habitación está en este lado. Así lo ha dispuesto la Señora". La Señora ya está harta. Veremos si se sale con la suya y si su hijo le hace caso.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat