Algo se está moviendo en la arena del desierto de los Emiratos Árabes. Parece que es Juan Carlos de Borbón, monarca español d-emérito huido a Abu Dhabi ante la posibilidad de tener que pasar por el banquillo de los acusados. Algunas fuentes poco fiables aseguran haberlo visto en bañador surfeando las dunas que rodean su jaula de oro. Parece que ya no se aburre, y que la "depre" ha sido pasajera. Normal, viendo el cortafuegos judicial español, que apuesta por exonerarlo de sus fechorías porque es inviolable: "considera que ya puede hacer vida normal, que nadie le puede decir nada". Los escándalos nauseabundos que han manchado su imagen para siempre le importan un rábano: él sólo quiere vivir a tope los días que le queden. Eso quiere decir volver a España y dedicarse a "sus labores": festines, chascarrillos, toros y regatas. El mar le tiene obsesionado, y navegar con sus compis (como Pedro Campos) es una cuestión de vida o muerte.

joan carles abu dhabi nidos

Juan Carlos llegando a Abu Dhabi / NIUS

Juan Carlos I Pedro Campos barco GTres

Juan Carlos y Pedro Campos a bordo del Bribón / GTRES

Joan Carles xerra amb Felip en una regata 2007  GTRES

Joan Carles xerra amb Felip en una regata 2007 / GTRES 

El Borbón quiere sacudirse la arena y zambullirse en las aguas del océano Atlántico, en Sanxenxo. Y "pelillos a la mar", aquí no ha pasado nada. Por eso va diciendo a sus interlocutores (como aquello de que volvería el 12 de octubre) que su retorno es inminente. El Español pone fecha: 14 de noviembre, según habría afirmado vía telefónica. "En dos semanas quiero estar allí", sus palabras. Volvería tal como se zafó del país hace tres meses, vía Oporto. La cuadrilla gallega, cortesana y aduladora que dejó atrás está feliz. Pero a 640 kilómetros de distancia, en el palacio de la Zarzuela, la sensación es otra: malestar y marejada. Felipe (y Letizia) fuman en pipa y no se lo quieren creer: "nadie le espera en España en 15 días. Sería una locura que le viera todo el mundo tripulando un velero por las Rías Baixas". Confían demasiado en la discreción de Borbón, y sobre todo, en su asunción de responsabilidades. Ha vivido toda su vida como Rey haciendo lo que le ha dado la gana. Y ahora que tiene coartada judicial, se siente un Superman... o el Capitán Haddock.

Juan Carlos de incógnito GTRES

Juan Carlos regatista saluda a cámara / GTRES

Felipe Leticia barco Cantabria GTRES

Felipe y Letizia en un barco en Cantabria / GTRES

Juan Carlos Felipe EP

Juan Carlos charla con Felipe EP

Zarzuela insiste: "No está el país para esto. No se baraja que vuelva antes de Navidad". Tampoco lo estaba cuando se enriquecía a manos llenas mientras su "querida" patria sufría lo peor de la crisis económica en 2008. Y lo hizo. En fin, que empieza un nuevo duelo en la Corona, y se admiten apuestas.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat