Vivimos en un mundo en el que cada vez parece haber más conciencia por lo ecológico, lo reutilizable y lo sostenible. No se puede decir que una mayoría de la población haya apostado por estos aspectos u otros que van en la misma línea, pero la mayor concienciación y la educación que reciben las nuevas generaciones en ese sentido invitan a ser optimistas de cara al futuro. No en vano nos estamos jugando el futuro de nuestro planeta.

Y como no podía ser de otra manera, en el mundo tecnológico también existe esa preocupación. Quizá más por parte de los usuarios que de los propios fabricantes, pero afortunadamente van surgiendo excepciones entre estos últimos que conviene conocer porque no aparecen habitualmente en las informaciones del sector.

Por eso merece la pena hablar de los móviles Fairphone –cuya traducción podría ser la de “teléfono justo” – cuyo fabricante daba cuenta hace unas semanas del lanzamiento de su nuevo modelo: el Fairphone 3.

La ética por bandera

 

La serie Fairphone es, muy posiblemente, la única línea de smartphones cuyo enfoque esté dirigido a una producción lo más ética posible. Han pasado ya dos años desde que saliera al mercado el Fairphone 2, el modelo anterior, y con esta tercera versión, los productores han querido ir un paso más allá para acercarse lo más posible a sus objetivos.

 

Como ocurría con la segunda versión, el Fairphone 3 es un móvil de diseño modular y producción ética. El teléfono está compuesto por seis partes modulares que se  pueden cambiar con facilidad, de manera que las piezas retiradas puedan ser reparadas. Ahora, además, con la llegada del nuevo modelo, se ha anunciado que la venta de auriculares modulares como accesorio que también puede ser reparado.

Modulable

Sobre los materiales utilizados en la producción del Fairphone 3, el fabricante afirma que tanto el tungsteno como el estaño son de origen responsable y libre de cualquier tipo de conflictos. Los plásticos y el cobre son reciclados y el oro, obtenido en un mercado de comercio justo. Respecto a un mineral que causa tanta polémica como es el cobalto, aseguran estar trabajando en establecer iniciativas para obtenerlo en las mejores condiciones.

En lo referente al reciclaje, Fairphone apoya programas de recogida en países del tercer mundo y recompensa económicamente a los compradores de sus móviles por utilizar el programa oficial de reciclaje para intercambiar sus móviles antiguos.

Pero no queda todo solamente en los materiales, porque desde Fairphone están estableciendo formas de llegar a acuerdos con Arima –la compañía del ensamblaje final de los teléfonos– con el fin de cerrar la brecha existente entre el salario mínimo del país y el que perciben los trabajadores como base en la fábrica.

 

Cómo es el Fairphone 3

 

Las características del Fairphone 3 no tienen nada de especial si las comparamos con las de los móviles que han salido en los últimos tiempos al mercado. De hecho, se podría decir que se trata de un móvil de gama media más bien normal.

En cuanto a las cámaras, tiene una frontal para selfies de 8 MP y la trasera solo cuenta con una lente de 12 MP. La batería es de 3.000 mAh y cuenta con carga rápida. Dispone de NFC y va equipado con la versión Android Pie como sistema operativo, si bien parece que es uno de los candidatos a recibir en el futuro una actualización a Android 10.

Frontal y trasera

El Fairphone 3 vale 450 euros y, por lo tanto, es algo más caro que sus competidores en cuanto a caracterísiticas. Pero como ocurre con todos los productos que apuestan por el matiz ético en su producción, es normal que haya que pagar un ligero sobreprecio.

Se puede pre-comprar ya desde su misma página web y estará disponible a finales del mes de octubre.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat