Los sindicatos más representativos del transporte sanitario en Catalunya han convocado a una vaga partir del viernes 9 de octubre a los más de 5.000 trabajadores del sector. La huelga, de momento indefinida, es una protesta contra la decisión anunciada por parte de la patronal ACEA de aplicar un recorte salarial, todavía no cuantificado, que se trasladará a la nómina a partir de este mismo mes.

Hace poco menos de un año, los sindicatos, la patronal ACEA y el Departamento de Salud de la Generalitat firmaban un acuerdo para restituir al personal dedicado al transporte sanitario el nivel salarial anterior al recorte del 3,5%, que se aplicó a todo el sector desde el año 2013. En aquella ocasión, el acuerdo --de aplicación para todas las empresas contratadas y subcontratadas por parte del CatSalut-- se alcanzó, precisamente en el proceso de mediación de otra huelga sectorial.

Las protestas de la huelga del año pasado, se centraban en la pérdida retributiva y exigían la introducción de mejoras en las condiciones laborales recogidas en un convenio que en aquel momento hacía un año que se negociaba y que, hoy día, sigue siendo objeto de negociación.

Acuerdos que el Departament de Salut no cumple

Transcurrido sólo un año de la firma de aquel acuerdo, ACEA anuncia un nuevo recorte salarial que se trasladará a la retribución de las plantillas de las empresas contratadas por la Generalitat para realizar las funciones de transporte sanitario. Una rebaja que los sindicatos denuncian que se impone en plena situación de crisis sanitaria a consecuencia de la pandemia de covid-19 y representa el incumplimiento por parte de la Generalitat y la organización patronal de los acuerdos alcanzados en septiembre de 2019 por revertir los recortes salariales que el sector sufría desde el año 2013.

Desde este miércoles, el sector vivirá las primeras movilizaciones reivindicativas. Los trabajadores concentrarán sus vehículos delante la sede central del CatSalut, en la Travesía de las Corts, coincidiendo con los diferentes turnos para comer. Durante estos turnos, de una hora, los profesionales del transporte sanitario, a pesar de no estar a disposición de sus empresas, están obligados a permanecer con sus vehículos en la vía pública. Hasta el viernes, este paro se convertirá en una acción de protesta.

¿Que denuncian desde los sindicatos?

Quim Español, el abogado del Colectivo Ronda y asesor de SITAC, uno de los sindicatos convocantes del paro, dice que la huelga "es consecuencia inevitable de la pretensión injusta e ilegítima de reducir la retribución de unos profesionales que desde el inicio de la pandemia han realizado enormes esfuerzos por garantizar la asistencia sanitaria de todo el mundo que lo ha necesitado, a menudo en condiciones denunciables de falta de medidas de seguridad y prevención enfrente de la posibilidad de contagio".

El asesor también recuerda que la huelga indefinida tiene como trasfondo, y aparte de la cuestión estrictamente salarial, la falta de avances en la negociación de las condiciones del nuevo convenio del sector del transporte de enfermos y accidentados que tiene que sustituir el anterior, caducado desde hace dos años pero que todavía se aplica. "Casi 8 de cada 10 personas ocupadas en el sector trabaja para empresas privadas al servicio del CatSalut y la Generalitat, pero las diferencias entre sus condiciones laborales y las que recoge el convenio de la empresa pública son de enorme magnitud en aspectos como jornada, guardias, horarios, seguridad, prevención y, por descontado, retribución, mucho más baja entre los operadores privados que prestan este servicio público y esencial".

Para los representantes de SITAC, la situación pone en evidencia que "en el sector del transporte sanitario se vive una situación de cesión ilegal de trabajadores y trabajadoras de una dimensión sin parangón a ningún otro sector". "Un 80% de las personas trabaja para empresas privadas que realizan estas tareas por encargo y bajo la dirección efectiva de las autoridades sanitarias públicas, que en todo momento controlan y garantizan la prestación del servicio", dicen. Una opinión compartida por su asesor que constata que "actualmente, es absolutamente normal tener dos personas haciendo exactamente las mismas tareas y con idénticas responsabilidades pero con condiciones laborales y salariales completamente diferentes".

En este sentido, el asesor de SITAC recuerda que una sesentena de empleados de Ambulancias Domingo, una de las principales licitadoras del servicio de transporte sanitario en Catalunya, ya han interpuesto una demanda por cesión ilegal que se encuentra a la espera de ser resuelta por los tribunales. "Esta sentencia puede suponer un verdadero punto de inflexión en la configuración de un servicio esencial para la sociedad, que salva vidas y dónde se arriesga la propia diariamente, a menudo con la dramática falta de medios y medidas de seguridad que hemos visto durante el estado de alarma sanitaria", concluyen.

"De momento -afirman desde SITAC- estamos dispuestos a mantener esta huelga durante el tiempo necesario ante los incumplimientos de aquello acordado y la pretensión de volver a reducir nuestros salarios. Y hasta el viernes, llevando nuestros vehículos diariamente en las puertas del CatSalut para advertir a todo el mundo que no estamos dispuestos a esperar más para obtener las condiciones laborales que nos corresponden."

Fotografía principal: Ambulancia por las calles de Barcelona durante el confinamiento por el covid-19 / Sergi Alcàzar

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat