Unas veinte mujeres del grupo feminista Femen han protestado hoy en el interior del museo de Orsay de París, para denunciar que, esta semana, el personal de seguridad de la sala de exposiciones había vetado el acceso a una joven por llevar una prenda de ropa con escote.

Las manifestantes se han situado con el torso desnudo en la entrada principal del museo. Algunas de ellas llevaban escrito en el cuerpo: "Esto no es obsceno", tal como se puede ver en diferentes fotografías que el colectivo ha difundido en su cuenta de Twitter. Una frase que han gritado de manera unánime y reiterada durante el acto de protesta donde han mantenido el puño en alto, tal como se percibe en un vídeo.

Ropa demasiado escotada

El pasado martes 8 de septiembre, una joven acudió al museo acompañada de un amigo, pero cuando estaban en la puerta el personal de seguridad le vetó la entrada porque llevaba una ropa "demasiado escotada", ha explicado Femen en un comunicado. "Las normas son las normas", le espetaron los trabajadores de la sala de exposiciones, que le indicaron que sólo podía entrar en el recinto si se ponía una chaqueta, según el relato de este colectivo.

"Para estos agentes es problemático llevar un vestido escotado. En cambio no les supone un problema mirar fijamente a una mujer a los pechos y no a sus ojos y juzgar su vestimenta", ha defendido Femen a la vez que ha puesto de relieve que en el interior del museo de Orsay hay una multiplicidad de obras de arte con representaciones de cuerpos desnudos tanto de hombres como de mujeres.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat