El Departament de Educació ha aprobado unas instrucciones sobre el bachillerato que establecen que se podrá obtener el título con asignaturas suspendidas siempre que la nota media sea el aprobado. Según el documento, en el cual ha tenido acceso la ACN, los equipos tienen que adoptar las decisiones de manera "colegiada y se tienen que basar en la evolución del alumno en conjunto, la madurez académica y las competencias correspondientes".

La repetición será "excepcional" y no dependerá solo de si hay materias sin superar. Este documento va en la línea de lo que ya se aplicó a final de curso pasado, atendiendo las nuevas circunstancias provocadas por la pandemia. Se establece un mínimo de presencialidad del 50%, que se puede incrementar en caso de alumnado vulnerable.

La intención del departamento es establecer unos criterios de evaluación adecuados a las nuevas circunstancias, y siempre a favor de los alumnos, no para penalizarlos. El Ministerio de Educación posibilitó a finales de septiembre que las administraciones educativas pudieran modificar los criterios de evaluación establecidos por ley. Se han terminado ya las instrucciones de bachillerato y los de primaria y secundaria se presentarán próximamente.

Garantizar el 50% de horas presenciales

Al margen de la cuestión de la repetición de curso y de la obtención de la titulación, el documento sobre el bachillerato remarca que hay que garantizar la docencia de forma que el grupo de alumnos realice en conjunto un mínimo del 50% de las horas de forma presencial en el centro. Las actividades que se desarrollen en las diferentes modalidades tendrán que estar planificadas y conectadas, coordinándose de forma continua.

En los casos particulares de los bachilleratos de centros con mucho alumnado vulnerable, se considerará poder incrementar la presencialidad por encima del establecido en estas instrucciones. Será posible establecer ciclos bisemanales o mensuales que equilibren el número de sesiones presenciales en las que asiste todo el alumnado del grupo en la alternancia presencial.

Según el documento, se dan las condiciones para incorporar el procedimiento de la "clase inversa", de forma que los alumnos accedan individualmente a nuevos contenidos y posteriormente realicen virtual o presencialmente actividades, establezcan interacciones entre ellos y, con la supervisión profesores, aclaren dudas.

"El profesorado no tiene que duplicar la jornada laboral"

Educación insiste en que es "imprescindible" tener un modelo de organización que permita "el encaje de las dos modalidades, respetando el horario de dedicación" de los profesores. "El profesorado no tiene que duplicar la jornada laboral", apunta. La evaluación tendrá que ser flexible y continúa. Hará falta adaptar los criterios y explicarlos al alumnado, previendo propuestas que permitan mejorar en el segundo trimestre. Las juntas de evaluación pueden aplicar los mecanismos de funcionamiento a distancia.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat