El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, ha conseguido finalmente llegar a Barcelona. Lo ha hecho tres días después de los atentados terroristas que han provocado quince muertos de diferentes nacionalidades, y cuando ya han desfilado por la capital catalana presidentes, ministros y representantes de los países afectados.

Dastis, que esta semana se había visto rodeado por la polémica a raíz de sus vacaciones con la familia en la embajada de Ecuador, ha podido recibir a su homólogo italiano, Angelino Alfano, cuando ha llegado a Barcelona, como él mismo ha dejado constancia a través del Twitter.

No ha podido hacer lo mismo con el presidente y el primer ministro portugueses, que esta mañana han estado presentes en la Sagrada Família con motivo de la Eucaristía en recuerdo de las víctimas. Tampoco pudo recibir ayer a sus homólogos francés y alemán, que fueron recibidos por el conseller de Exteriors, Raül Romeva.

Romeva, posteriormente, participó en la reunión con los dos ministros y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, acompañada de la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, y del conseller Antoni Comín.

De hecho, Santamaría agradeció el trabajo al conseller Romeva, a pesar de que ha estado en el punto de mira del Ejecutivo español por el hecho de que se le acusa de usurpar competencias exclusivas del Estado.

La ausencia de Dastis ha dado pie a que el conseller de Exteriors asumiera durante estos tres días las responsabilidades de la diplomacia española y así se lo han reconocido los medios internacionales.

Hoy Dastis ha tenido la oportunidad también de acompañar al president del Govern, Carles Puigdemont, y al ministro italiano en la ofrenda en La Rambla, y de firmar en el libro de pésame en el Ayuntamiento de Barcelona.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat