La Organización Mundial de la Salud (OMS) se avanza al ramadán, que empieza el 23 de abril, para avisar de una serie de recomendaciones sobre cómo se tiene que hacer esta celebración y qué afectaciones tiene en la dieta de sus fieles a raíz de la pandemia del coronavirus. De entrada, la OMS considera que se tiene que valorar "seriamente cancelar reuniones sociales y religiosas durante el ramadán y que, en caso de ser posible, utiltizar alternativas virtuales y plataformas como la televisión, la radio o medios digitales".

De acuerdo con el consenso de los imanes y los diferentes líderes religiosos que son los que lo tienen que comunicar a sus fieles, la OMS considera que "cualquier decisión que modifique, posponga o cancele una reunión masiva se hace basándose en un riesgo estandaritzat". Y en esta toma de decisiones tiene que ser el gobierno quien informe y dé las medidas que hagan falta.

Así pues, la OMS indica una serie de recomendaciones como "saludarse con la mano en el corazón", mantener la distancia de un metro como mínimo o limitar el número de personas en caso de reuniones. También hace un serio aviso en materia de salud: "Las personas que se encuentren mal o tengan síntomas de la covid-19, eviten asistir a estos events". Unas medidas que también recomienda extender a las personas mayores.

En el caso de celebrar oraciones o comidas comunitarias, la OMS pide hacerlo antes al aire libre que en un espacio cerrado y limitar la duración de la celebración en franjas más cortas. Para los pacientes que hayan dado positivo, piden que "lo consulten con un médico" si pueden saltarse el ayuno. Y sobre el tabaco, como siempre la OMS detalla que es perjudicial para la salud fumar y, en este caso de pandemia, evitar las pipas de agua compartidas entre diferentes personas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat