El sector pirotécnico catalán afronta con buenas perspectivas la verbena de Sant Joan. Si bien los petardos acostumbran a venderse a última hora, el sector confía igualar las cifras del año pasado. Desde la Asociación de Fabricantes y Mayoristas de Pirotecnia de Catalunya esperan que el negocio genere unos 18 millones, la misma cifra que el 2017. En algunas tiendas se ha detectado incluso un incremento respecto de la verbena pasada.

Así lo constata el propietario de Patam.com, una empresa de Riudellots de la Selva (Selva) dedicada en venta de estos productos. "Empezamos la campaña el 1 de abril y en lo que llevamos ya hemos vendido un 22% más que el año pasado; es muy buena señal", afirma Emili Busquets, que añade que la crisis ya ha quedado atrás. Entre los productos más solicitados hay los xinos, las bengalas, las cebollas, las fuentes luminosas y los cohetes, y se calcula que el gasto medio de las familias este Sant Joan será de unos 40 euros.

foto 3224670

Petardos para|por la revieja de Sant Joan / ACN

La verbena de Sant Joan es el momento más importando del año para la comercialización de petardos. Este 2018 las ventas están yendo en buen ritmo y el sector pirotécnico catalán confía llegar a los 18 millones de euros, la misma cifra que el 2017. El presidente de la Asociación de Fabricantes y Mayoristas de Pirotecnia de Catalunya, Josep Maria Vilardell, admite que las lluvias de las últimas semanas no les han ido a favor. Sin embargo, confían en que las ventas se animen estos últimos días coincidiendo con las buenas previsiones meteorológicas para el fin de semana.

Las fuentes luminosas, los cohetes y las baterías de color

Algunos establecimientos incluso son más optimistas. "Estamos muy ilusionados con este Sant Joan, las ventas están animadas", afirma el propietario de Patam.com, una empresa de Riudellots de la Selva (Selva) que lleva muchos años en el sector. Este es uno de los centenares de establecimientos, entre casitas y locales, que tienen autorización para vender artículos pirotécnicos a Catalunya durante esta época.

Explica que empezaron la campaña al principio de abril y que desde entonces han vendido un 22% más que el año pasado. Un dato muy positivo aunque recuerda que las ventas se concentran sobre todo los últimos días. "Será entonces que sabremos si ha ido bien o muy bien", añade. Las sensaciones, sin embargo, son muy positivas.

El sector ha hecho un esfuerzo en los últimos años por ofrecer paquetes y descuentos para todos los bolsillos. Según Busquets, hay clientes que se gastan más de 20 euros y de otros que pueden llegar a pagar más de 500 euros. El gasto medio de las familias se sitúa en unos 40 euros. Y entre los productos más solicitados, hay las cebollas y las bengalas para el público infantil junto con las apuestas de color y fantasía como son las fuentes luminosas, los cohetes y las baterías de color. 

Joan, un cliente que ha acudido a la tienda, se ha gastado 25 euros con un lote que incluye una mezcla de productos. Es para mi hija; lo que busco es sobre todo la seguridad y después cosas luminosas como bombillas que no hagan mucho ruido", detalla.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat