El consejero Josep Rull podrá salir de la prisión y acompañar a su hijo en una operación a la que se tiene que someter a mediados de agosto. El dirigente independentista ha salido dos veces de permiso desde que ha vuelto a la prisión de Lledoners, coincidiendo con pruebas diagnósticas del menor.

Rull tan solo podrá visitarlo el mismo día de la intervención, el 20 de agosto, y una vez haya acabado la operación deberá volver al centro penitenciario. En todo momento, el conseller irá acompañado de policía. 

 

Después de que el tribunal denegara la libertad de todos los presos una vez acabado el juicio, la defensa de Rull presentó un recurso de súplica añadiendo este nuevo motivo de tipo familiar. El conseller argumentaba que no hay riesgo de fuga precisamente por la enfermedad del menor.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat