Dejar sin verificación o comprobación los informes sobre el independentismo fabricados por los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, con la que està cayendo desde hace casi una década... ya no da ni risa. Es de una vulgaridad sin medida. Sin embargo, eso es lo que hacen ABC y La Razón en sus portadas de este viernes. Dicen que la Guardia Civil ha encontrado en el móvil del exconseller y exdiputado (hasta 2010) de ERC Xavier Vendrell un "plan oculto" (muy mal oculto, obviamente) en el que "plantea" volver a promover un referéndum unilateral, etcétera, etcétera. Ambos diarios parecen escandalizados porque Esquerra hace planes y hace política y quiere beneficiarse de la Mesa de Diálogo. Claro, tratándose de un partido político, es un escándalo colosal porque todo el mundo sabe que los partidos políticos no hacen política ni quieren obtener ganancias de su acción, menos aun si se trata de una negociación y de ninguna manera si son catalanes, que siempre tienen que perder. Portadas como estas hacen pensar en qué mundo viven esos diarios, si tienen algún remedio, de dónde sale esta gente y cuestiones por el estilo. Es que ni El Mundo ha caído en la trampa —al menos no en portada. En fin.

No es paranoia, no. Es una hipocresía enorme, claro, como la del capitán Renault en Casablanca, que ante los cabecillas nazis se declara escandalizado (I'm shocked! Shocked!) al saber que se apuesta en el Bar de Rick mientras por la espalda cobra su parte en el negocio ilegal. Ambos diarios saben que el contenido de los informes tiene el valor que tiene, pero se lo creen porque es lo que quieren creer. Sólo son ganas de presentar a los aliados del PSOE en el Congreso como un grupo de renegados y falsos que quiere destruir España, bla, bla, bla.

No se escandaliza ningún diario, sin embargo, del proyecto de sentencia del Tribunal Constitucional que declara inconstitucionales el confinamiento y las restricciones a la circulación impuestas a raíz del estado de alarma declarado para combatir la pandemia. A ver qué pasa. El ponente de la sentencia es el magistrado Pedro García Trevijano, designado por el PP. Según El País, "los magistrados conservadores [quiere decir los nombrados por el PP,  pues conservadores parece que lo son casi todos] son mayoría en el pleno (7 contra 4), lo que hace prever que la propuesta saldrá adelante". Está escrito así, tal cual. Ni disimulan que el TC está tan politizado.

Es curioso como esta situación no ocasiona ningún descalabro en los diarios y, en cambio, los informes sobre los maléficos planes de Xavier Vendrell —escribir borradores no es en si ningún delito— para proclamar nosequé son causa de gran inquietud. Ayer jueves el independentismo estaba vencido, desarmado y había aceptado la derrota, y al día siguiente te encuentras con que los indepes pueden "desestabilizar el país", como dice ABC en un subtítulo. Es doblemente curioso si piensas que los ministros del gobierno español están a la greña porque los de Podemos no entienden que Carles Puigdemont y los exiliados no puedan volver y los del PSOE les reprochan que se atrevan siquiera a pensarlo. Al final, basta con la perseverancia de tres exiliados a 1.317 kilómetros de Madrid para poner en jaque al Estado español. Pero eso no se puede explicar en portada ni en ningún lugar porque Puigdemont es el demonio y parecería que se le favorece o que gana algo. Dicen que ser catalán es cansado. Imagínate cómo es ser español —si haces caso de los diarios de Madrid. Qué sufrimiento.

ABC

LR

ME

EP

LV

EPC

EPA

AHORA

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat