Seis manzanas de casas. El perímetro que hay entre las calles Valencia y Provenza y Bruc y el Paseo de Gracia ha quedado absolutamente blindado desde media tarde de este martes. En medio, la sede de la delegación del Gobierno en Barcelona queda inaccesible para los manifestantes convocados por la ANC y Òmnium, a quienes se añaden los CDR. La barrera es triple. En la parte más exterior, vallas de casi dos metros de altura. Detrás, Mossos d'Esquadra y pegados al edificio, los agentes de la Policía Nacional. Encima, el helicóptero policial. 

La convocatoria surge de las dos principales entidades del independentismo, que han llamado a una sentada pacífica delante de varios edificios estratégicos del Estado en distintos puntos de Catalunya -Lleida, Tarragona, Girona, Igualada, Vic, Mataró, Tortosa, Terrassa y Puigcerdà. En el caso de Barcelona, los CDR han anunciado a media mañana que se que se sumaban. Todos ellos se acercan a la concentración por el lado opuesto al del escenario que han montado las entidades. 

En Bruc con Mallorca se hacen los discursos de familiares y amigos de los condenados. En el otro extremo, por PAseo de Gracia, es donde se están concentrando los CDR. Provienen de dos puntos, los Jardinets de Gracia y la parte baja, tras haber cortado la Avenida Paral·lel a primera hora de la tarde. Por ese lado ya han empezado algunos incidentes. 

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat