El ministro de Exteriores español, Josep Borrell, continúa su campaña internacional para vender el relato del gobierno español sobre la represión policial del 1-O. Este lunes ha puesto como ejemplo de "desinformación" el referéndum catalán en una reunión del Consejo de la Unión Europea sobre asuntos exteriores. "Hemos puesto ejemplos de casos como el de los famosos mil heridos durante el referéndum ilegal en Catalunya", ha dicho Borrell desde Bruselas, asegurando que "sólo hubo dos ingresados en el hospital".

En el encuentro de ministros de Exteriores de la UE donde se ha discutido un plan de acción para luchar contra la información falsa en las elecciones europeas, Borrell también ha explicado a sus homólogos que "las imágenes que se propagaron aquellos días sobre la actitud violenta de la policía" eran "falsas" y que "hubo una cantidad enorme de información" aquellos días que provenía de servidores "situados en territorio ruso o venezolano".

Así, Borrell ha destacado que para el estado español las interferencias extranjeras y las noticias falsas son "de especial importancia" para su "problema interno". "En el conflicto en Catalunya la desinformación ha jugado un papel muy importante", ha dicho en la rueda de prensa posterior a la reunión.

Según Borrell, todos los socios europeos están de acuerdo en la necesidad en desarrollar medidas para proteger las elecciones europeas de interferencias extranjeras o información falsa. Borrell ha alertado de que "cada vez es más fácil piratear los cerebros humanos".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat