El enésimo intento de Ciudadanos para suprimir la inmersión lingüística tampoco ha llegado este jueves a buen puerto. El partido naranja ha llevado al pleno del Parlament una moción en la que pedía que el castellano fuera lengua vehicular y que los padres pudieran escoger en qué lengua quieren que se escolaricen sus hijos.

Sólo este partido y el PP han votado a favor de la propuesta. Por lo contrario, independentistas, socialistas y comunes han votado en contra y han acusado a Cs de hacer electoralismo, volviendo a llevar al pleno esta cuestión a pesar de saber que no tienen apoyo para sacarlo adelante.

La moción, sin embargo, también tenía otros puntos que sí han quedado aprobados. Entre ellos, los grupos han aprobado por unanimidad: mejorar la formación del profesorado en lengua inglesa, establecer un programa de intercambio y estancias en el extranjero tanto para profesores como alumnos o incrementar las plazas de la Escuela Oficial de Idiomas (EOI).

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat