La C-55 cerca del acceso a Lledoners está cortada en los dos sentidos de la marcha porque alguien ha tirado aceite y material inflamable para dificultar o como mínimo para protestar por el traslado de los presos políticos en Madrid que se hará este viernes. Los Bomberos están limpiando la carretera. Ha habido algunos momentos de tensión entre manifestantes y agentes de los Mossos d'Esquadra.

Muchos periodistas que se dirigían a la prisión para grabar o fotografiar como los vehículos salen del centro penitenciario para dirigirse a Brians 2 se han encontrado con dificultades para llegar.

Los Mossos d'Esquadra sólo han dejado pasar la prensa hasta la entrada del centro penitenciario.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat