Un grupo de CDR ha cortado esta noche la avenida Meridiana de Barcelona, una de las arterias de entrada y salida de la ciudad, para pedir la puesta en libertad de los presos políticos. El corte ha sido a la altura de Concepció Arenal. La protesta ha durado 45 minutos.

Los asistentes han recordado especialmente a los CDR detenidos por la Guardia Civil hace algunas semanas, y también a los condenados por los hechos de Altsasu.

Los presentes han gritado "1 d'octubre, ni oblit ni perdó", en alusión a las cargas que efectuó la policía española durante el referéndum. Los manifestantes se habían concentrado antes en la plaza Virrei Amat.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat