La Assemblea Nacional Catalana (ANC) reclama que los 72 diputados que defienden el sí a la independencia en el Parlament cierren un acuerdo antes del 27 de noviembre para la creación de un gobierno “fuerte y cohesionado”.

Este es el primer punto de la declaración que el secretariado de la ANC había aprobado el viernes pasado para hacer pública en la concentración convocada el domingo y que finalmente tuvo que ser aplazada una semana a raíz de los atentados en París.

Responsabilidad, coraje, firmeza

La declaración apela a “la responsabilidad, el coraje, la firmeza y la capacidad de entendimiento y diálogo” de los grupos para hacer posible el acuerdo. “Consideramos imprescindible un acuerdo antes del 27 de noviembre que facilite la investidura y la legislatura” y sitúa la fecha citada, antes del inicio de la campaña de las elecciones generales del 20D, como límite, dado que habrán transcurrido dos meses desde la celebración de los comicios.

En respuesta al malestar expresado por la CUP y por el mismo líder de ERC, Oriol Junqueras, que interpretan la movilización convocada por la ANC como un movimiento de presión hacia los diputados cuperos, el presidente de la Assemblea, Jordi Sànchez, ha rechazado que se trate de presionar sólo a una parte.

Presión a los 72 diputados

“La presión va dirigida a los 72 diputados. A todos ellos les reclamamos la generosidad y responsabilidad para que este proceso no encalle”, ha asegurado Sànchez, que no ha querido entrar a concretar por dónde tendría que ir el acuerdo, ya que considera que no corresponde a la Assemblea “decir cuál tiene que ser la solución”.

El responsable de la ANC ha recordado el papel de la Assemblea en momentos en que parecía que el proceso encallaba por falta de acuerdo entre las formaciones políticas y ha insistido en que ahora es “uno de estos momentos”.

Nerviosismo

En este sentido, ha alertado que el proceso se está erosionando por la falta de acuerdo, que está provocando nerviosismo en sectores independentistas y que, a las puertas de unas elecciones, esta situación todavía puede empeorar más.

Igualmente, ha rechazado que existan diferencias con Òmnium por el hecho de que no hayan secundado la convocatoria del domingo. De hecho, según Sànchez, la dirección y muchos de los miembros de esta entidad estarán presentes en la concentración el próximo fin de semana. Al igual que representantes de los partidos que defienden el sí. “Los independentistas tenemos la capacidad de presionarnos y al mismo tiempo participar en concentraciones en que nos presionamos”, ha ironizado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat