Cayetana Álvarez de Toledo ha cargado duramente contra el líder del Partido Popular, Pablo Casado, por haberla cesado como portavoz parlamentaria asegurando que el presidente del PP ha sentido atacada su autoridad. Además, la que fue cabeza de lista de los populares por Barcelona en las generales no ha querido aclarar si seguirá o no como diputada en el Congreso ni si dejará el PP.

En unas declaraciones ante el congreso, Álvarez de Toledo ha asegurado que "lamenta profundamente" la decisión de Casado, que ha tildado de desdichada, y ha considerado que es perjudicial para el partido y para el grupo parlamentario. Además, ha asegurado que el presidente del PP "necesita gente a su lado con criterio propio", como ella misma.

Sobre el ataque a la autoridad defendido por Casado para destituir a Cayetana, la hasta ahora portavoz popular ha asegurado que dentro de la formación se ha infravalorado la "fuerza creativa del pensamiento crítico" y ha añadido que ser crítico no quiere decir ni ser desleal ni atacar la autoridad. A la vez ha sentenciado que ningún portavoz del PP ha tenido tan poca autonomía como ella a la hora de dirigir un grupo parlamentario.

Una entrevista, el detonante

Según ha declarado Álvarez de Toledo, el detonante de su cese ha sido la concesión de una entrevista a El País donde defendió un gobierno de concentración entre PSOE y PP, calificó de error la fuga de Juan Carlos I y cargó contra la dirección del partido por destituir al jefe de los asesores parlamentarios, cosa que calificó de invasión de competencias.

La exportavoz también ha explicado que ha mantenido una reunión con Pablo Casado este mismo lunes donde este le ha comunicado su decisión de cesarla y le ha expuesto sus motivos. El principal ha sido este ataque a la autoridad al que Cayetana ha respondido que el líder de la formación "considera que mi concepción de la libertad es incompatible con su autoridad y yo no lo comparto".

Pugna por la "batalla cultural"

Álvarez de Toledo también ha criticado a Casado por no luchar por lo que ella denomina "batalla cultural" y que ella cree que es muy importante para el futuro de España. Según Cayetana, con esta batalla contra el feminismo o el uso partidista de la memoria histórica entre otros están en juego "los valores de la sociedad plural y civilizada". A la vez ha defendido que esto conviene al PP para agrandar sus bases y atraer voces progresistas al partido.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat