Escola Valenciana defiende la incorporación de la plena competencia en valenciano, con carácter previo a las oposiciones, de todos los trabajadores y trabajadoras de las administraciones públicas, sean empleados o empleadas del Estado español o de la Generalitat Valenciana.

"¿Es extraño pedir que las funcionarias y los funcionarios tengan competencia en valenciano y en castellano, las dos lenguas oficiales del País Valencià, para ejercer su trabajo?", se pregunta Vicente Moreno, presidente de Escola Valenciana, en un comunicado. Y añade: "Este año, la Llei d'Ús i Ensenyament del Valencià cumplirá 35 años y nuestra lengua todavía no disfruta de una situación de normalidad. Hace falta un empuje para potenciar el valenciano en el ámbito administrativo e introducir la plena capacitación lingüística para contribuir a la normalización del valenciano".

Escola Valenciana —Federació d'Associacions per la Llengua— es una entidad cívica formada por 29 asociaciones comarcales y de ámbito de país. Su objetivo principal es la normalización lingüística en todos los ámbitos de uso de la lengua, con especial incidencia en el sistema educativo valenciano. Con sus declaraciones, fijan su posición ante las recientes actuaciones del Tribunal Superior de Justicia valenciano de plantear una cuestión de inconstitucionalidad sobre el Decreto ley 3/2017 de la Generalitat Valenciana por el que se adoptaban medidas urgentes para la aplicación durante el curso 2017/2018 de los proyectos lingüísticos en los centros educativos.

Ciudadanos contra el catalán como requisito

El partido Ciudadanos es partidiario de rechazar el requisito lingüístico en la administración pública. Vicent Mauri, portavoz de Escola Valenciana, señala que "el conocimiento de valenciano está ligado al buen servicio", por lo cual, "los trabajadores y las trabajadoras que no son competentes en valenciano no garantizan el derecho de la ciudadanía de ser atendida en los dos idiomas oficiales". En este sentido, la entidad ha recordado que "estas vulneraciones de derechos no pasarían en un país que tuviera las dos lenguas oficiales normalizadas, además de contar con medios de comunicación íntegramente en valenciano y que la competencia lingüística del funcionariado estuviera regulada a través del requisito lingüístico".

"No tiene sentido y no puede ser compatible trabajar en las administraciones públicas valencianas y desconocer una de las dos lenguas". Escola Valenciana ha planteado el conocimiento de lengua como una oportunidad: "En un mundo globalizado saber lenguas es equivalente a ser competente". La entidad ha solicitado una entrevista con el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, para tratar este tema y que pedirle que se incluya este requisito antes de que finalice este año.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat