El fuerte viento que sopló el domingo en el País Valencià provocó numerosas actuaciones de los bomberos, principalmente por varios incendios. Con todo, una de las 'víctimas' de las rachas, que llegaron a los 139 kilómetros en punto como el aeropuerto de Castelló, fue una inmensa bandera española colgada en la avenida de la Estación de Elche.

El viento rasgó de tal manera la 'rojigualda' que fue necesaria una intervención de los Bomberos que se tuvieron que subir al mastil para retirar los restos, según informó el Consorcio Provincial de Bomberos de Alicante.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat