El lunes, mientras en el Palau de la Generalitat se celebraba una mega-reunión con representantes de todas las instituciones políticas y de la sociedad civil, la Fira, la Cambra de Comerç, patronales y sindicatos movilizados para intentar salvar la continuidad en Barcelona del Mobile World Congress, en TV3 también aparecía Josep Andreu, alcalde de Montblanc, lamentando que cuatro meses después del desbordamiento del río Francolí no ha habido manera de licitar las obras de reparación de los puentes destruidos porque el Consejo de Ministros no ha provisionado el presupuesto para llevar a cabo los proyectos elaborados por las instituciones locales.

La suspensión del Mobile World Congress ha sido una mala noticia, pero no es una tragedia que haya dejado muertos, que haya provocado estragos en las infraestructuras por todo el país y que haya empobrecido de verdad a miles de familias. Puede parecer populista, pero es una verdad como un templo que el país puede funcionar sin Mobile, pero no con los puentes rotos, las vías del tren y las carreteras destruidas y un montón de fábricas y empresas con la actividad paralizada. Y da la impresión de que las instituciones, como es habitual, se preocupan más del mal menor que afecta a los ricos que del mal mayor que nos afecta a todos.

La suspensión del Mobile World Congress ha sido una mala noticia, pero no es una tragedia que haya dejado muertos, que haya provocado estragos en las infraestructuras por todo el país y que haya empobrecido de verdad a miles de familias

El desbordamiento del río Francolí causó cuatro muertos y tres desaparecidos, pero ha roto tres puentes en Montblanc y otro en Vimbodí que impiden la circulación y dos más en la Cueva que funcionan muy rudimentariamente. La vida en la Conca de Barberà es mucho peor que hace cuatro meses. Los camiones de una empresa de incubación de huevos y polluelos tienen que circular por caminos rurales llenos de baches para hacer la distribución y buena parte de los polluelos llegan muertos y los huevos rotos.

A mediados de septiembre un temporal en la costa de Levante afectó similarmente a municipios de Alicante y Murcia. El 20 de octubre, cinco semanas después, el Consejo de Ministros aprobó un real decreto de ayudas de emergencia para reparar bienes públicos por valor de 754 millones de euros. El 23 de octubre un nuevo temporal provocó el desbordamiento del río Francolí provocando los estragos conocidos. Han pasado cuatro meses y en el país más descentralizado del mundo, según dicen algunos, la Conca de Barberà está pendiente cada semana del Consejo de Ministros, y el Consejo de Ministros no sabe o no contesta. Sólo se tenía que hacer una disposición adicional al decreto de Murcia y Alicante, pero no se ha querido hacer. La última información que ha llegado a los alcaldes de la Conca es que esperen que se calculen los daños del temporal Gloria para hacer un cómputo. Cuidado, que anunciarán este cómputo después de alguna de las reuniones de la mesa negociadora para que parezca que el diálogo funciona y da frutos.

Cuando los aguaceros de Murcia y Alicante, el gobierno de Pedro Sánchez aprobó las ayudas de emergencia en cinco semanas. Del desbordamiento del Francolí han pasado cuatro meses y el Consejo de Ministros no sabe ni contesta

No hay que poner en duda que el Mobile genere 500 millones de euros de negocio, pero mayoritariamente son beneficios privados y no todo se ha perdido. Una empresaria turística de Barcelona me reconocía el lunes mismo que al mismo tiempo que le llegaban cancelaciones le llegaban nuevas reservas, eso sí, al precio habitual, no al precio de días de Mobile. Sin duda, alguien se comerá el excedente de bogavantes encargados a precio más razonable. La importancia del Mobile para Barcelona no es el negocio hotelero, no es que los taxistas recauden más a base de trabajar todas las horas... no. La importancia del Mobile es la identificación de Barcelona y de Catalunya como un referente de la innovación, la eficiencia, la modernidad y la competitividad y eso no será posible si el país está hecho una chapuza y su gente deprimida porque ha llovido más de lo que estaba previsto... Parece que los aguaceros volverán y las noticias de última hora es que quieren hacer un Mobile virtual, es decir, con cada uno en su casa. Y les haremos la enésima reverencia.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat