Por favor, oiga el archivo de audio de justo aquí encima. Es Florentino Pérez en el programa "Sálvados" con Jordi Évole y negando la realidad. Pero no la que sabemos ahora después del famoso informe del MIT dónde queda totalmente acreditado que los terremotos que se producían en la zona los causaba lo que estaban haciendo en la plataforma Castor, sino la realidad de aquel momento. Y la realidad es que cuando el presidente de ACS negó la evidencia ya había habido terremotos. Y no hacía falta ningún informe para acreditar que a los vecinos les había temblado la casa. Y él dice que no, que no era cierto, que aquello no había pasado. Con aquel aire de suficiencia. A la gente de Alcanar y alrededores les temblaba la casa y el responsable último lo negaba y les perdonaba la vida.

Y el informe... bien, a ver, sí, hacía falta para confirmar la verdad, pero no era muy difícil concluir que si en la zona no había habido terremotos, que cuando empezaron los movimientos en la plataforma sí que hubieron y cuando pararon las chapuzas se acabaron los terremotos es aquello de: blanco y de chufa, a ver si será horchata...

Pero desde el punto de vista mediático es interesante el impacto que la presentación del informe sobre lo que pasaba en la plataforma ha tenido en Madrit (concepto). Si a la reacción pusiéramos un número, este número sería, aproximadamente, el... CERO. En el Madrit (nuevamente concepto) dónde gobiernan las constructoras no interesa esta noticia. Ni les preocupa que cada español tenga que pagar 182€ anuales durante 30 años en la factura del gas para poder afrontar la indemnización que li pagamos a Florentino porque el negocio le salió mal. Y ojo, que no fue el PP quien firmó la cosa esta, no. Fue el gobierno ZP y aquel mito mundial llamado Miguel Sebastián. Y a esta cifra tiene que añadir los 300 millones de euros que costará desmantelar la plataforma y los 16 millones anuales del mantenimiento. Una ganga.

Y después no hay dinero para cumplir con las inversiones en infraestructuras que hay que hacer por ley. Quizás la solución es que eso también lo gestione Florentino...

Marhuenda en Piratolandia

El País ha publicado algunas de las conversaciones del caso Lezo. Los titulares realmente son golosos:

Pero para entender cómo funciona el mecanismo, lo mejor es leer la conversación entre Paco Marhuenda y Edmundo Rodríguez. Y, sobre todo, quedarse con la primera y la última palabra del texto: "Piratolandia". Como dice un apreciado compañero de la redacción de Elnacional, la palabra es una de las grandes aportaciones de Marhuenda al nuevo lenguaje. Creo que está a la altura del "compiyogui".

El PNV nos da la razón

Va, aceptémoslo, los catalanes somos un grupo de victimistas que estamos sentados en la puerta de casa esperando que pase Madrit para culparlo de todas nuestras desgracias. Bien, pues ahora recordemos lo que pasó hace cuatro días cuando Mariano Rajoy vino a BCN a prometer cumplir con las inversiones en infraestructuras que ya había prometido y que tocan por ley. Rápidamente salieron los "losuyoydosgüebosduros" a pedir lo mismo. Es aquel memorable gag del Polonia:

Pues bien, ahora que el PNV ha pactado los presupuestos con Rajoy, de esta manera de funcionar ni rastro. Silencio. Nada. Los "losuyoydosgüebosduros" están desaparecidos. Y la prensa amiga, callada. Ningún editorial diciendo que los vascos son insolidarios e insaciables. Ningún barón pepero ni sociata abriendo la boca. La única pequeña crítica, en la portada de l'ABC.

Sorprendente. Muy sorprendente. Por tratarse del diario que se trata y, sobre todo, porque el capital del grupo que edita el diario, Vocento. es de origen vasco. Pero claro a pesar de que todos los vascos, del PP a Bildu, defienden el Concierto, no todos los vascos son el PNV. Los hay que tienen otros intereses. ¿Cuales? Pues los suyos.

En cambio La Razón si que se apuntó a la postura oficial. Y en su portada-editorial ya lo dejó claro: no sufráis que no fue amor, sólo fue sexo. Vaya, sólo euros. Ni autogobierno ni ETA:

Asesinan a la Reina de Inglaterra

Y, de repente, el señor que se encarga de la intendencia en el Palacio de Buckingham convoca el servicio a las 3 de la madrugada a una "reunión de emergencia" y anuncia que a las 8 de la mañana comunicarán a la opinión pública una cosa muy importante.

Bien, muy normal no lo es esto de convocar al servicio de madrugada. Y, claro, empezamos las especulaciones. ¿Una muerte? ¿Una enfermedad? ¿Abdicación? ¿Divorcio? Y la BBC callada. Y sin hacer ningún movimiento diferente a los habituales. Los que entienden dijeron que era la prueba de que no era nada grave. Y The Sun, el diario más sensacionalista del mundo, decidió publicar que la Reina había muerto. Y se quedaron tan anchos. Y si lo dijo sólo podía ser por dos motivos: lo sabía o se lo inventó. Con las horas supimos que la gran noticia era que el Duque de Edimburgo dejará su actividad pública a partir del otoño. O sea, la noticia no era la Reina. Por lo tanto era imposible que a The Sun les llegara un rumor sobre la Reina Isabel II y que, cosas que pasan por las prisas y los malentendidos, eso derivara en la noticia de su muerte. Por lo tanto, no es difícil concluir que se lo inventaron.

Ahora a esto le llaman postverdad. Cuando la Reina de Inglaterra era pequeña y todavía no reinaba, ni Florentino era el puto amo, a eso le llamaban  inventarse las noticias y mentir. La novedad es que ahora inventas y mientes, y queda grabado, y no pasa nada.

Ah, por cierto, interesante ver cómo un diario monárquico trataba la noticia en portada:

El cara a cara Macron-Le Pen, sin ninguna cara

Todo el mundo coincide en la importancia de las elecciones francesas y en que el cara a cara de los dos aspirantes a presidir la República era fundamental. Posiblemente el debate más importante de los últimos años. Y ninguna televisión ni radio española lo ofreció en directo. Una lástima.

Eso sí, este domingo todo el mundo hará programas especiales sin cesar. ¿Un poco tarde?

Y dicho eso, buena semana mediática...

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat