Eduardo Inda es una persona humana que siempre publica la verdad. Pero tiene muy mala suerte y resulta que muchas veces publica cosas que no sólo no son ciertas sino que son mentiras clamorosas. Ojo, pero no porque que él lo quiera ni sea consciente, no. Él tiene muy buena fe y es de buena pasta, pero la gente mala se aprovecha de eso, le envían noticias falsas, él se las cree y al final lo engañan. Pobrecito:

- Miraa Eduardo, tengo una exclusiva mundial sobre una cuenta de Xavier Trias en Raticulín, abierta a medias por la hija secreta de Dalí y el que ha decidido fichar en el tal Paulinho. ¿La quieres?

- ¡Oh, y tanto! ¡¡¡El periodismo de investigación me reclama!!! ¡¡¡La publico ahora mismo!!!

Y, por desgracia, una vez y otra engañan al pobre Eduardo abusando de su inocencia. Y una vez y otra el pobre Eduardo publica mentiras. Insisto, de una manera totalmente ajena a su voluntad.

Esta semana le ha vuelto a pasar. Ha sido con una noticia sobre Mireia Boya, diputada de la CUP, que él ha promocionado ilusionadamente en Twitter:

Y, ¿cómo sabía Eduardo la opinión de los clientes de la casa rural de la familia de la diputada de la CUP, Mireia Boya? Pues seguramente alguien le dijo a Eduardo que se mirara los comentarios que había en Trip Advisor. Y él, con su habitual buena fe, lo hizo y descubrió que, justamente la última semana, había dos comentarios críticos con la limpieza de la casa:

Teniendo en cuenta que la casa oferta tres habitaciones, sorprende mucho un porcentaje tan alto de quejas en el espacio de tiempo de una semana,¿ verdad? Y sorprende que las quejas hayan sido colgadas, casualmente, en días inmediatamente anteriores a la publicación de esta gran exclusiva que pretende 1/ presentar como una guarra a una persona crítica con el medio de Eduardo y 2/ hundir el negocio de la familia de esta persona. Y todavía es más casualidad que hasta hace una semana en Trip Advisor haya habido muy pocos comentarios. Exactamente estos que le adjunto. Y, qué casualidad, que justo hasta que Eduardo se cruza en esta historia, la gran mayoría fueran favorables y sólo haya uno crítico. Y relacionado con el precio, no con la limpieza...

Pero la cosa no ha acabado aquí. A partir del estallido del tema, en Trip Advisor han aparecido prácticamente más comentarios sobre la casa que durante el resto de su existencia. Sólo durante las últimas 48 horas, cinco más. Ay caray, últimamente por esta casa pasa más gente que por un piso turístico del centro de BCN...

Total, que la casualidad ha hecho coincidir en el tiempo que Eduardo quería ajustar las cuentas con Mireia Boya por haber sido crítica con el y con su medio y la aparición de mensajes negativos en Trip Advisor en contra del negocio familiar de Mireia Boya. Y alguien avisó a Eduardo de estos mensajes y él, como no podía ser de ninguna otra manera, los ha publicado. Por la cosa de la casualidad, ¿sabe?

Son aquellas casualidades que siempre acompañan a Eduardo, sin él quererlo ni pretenderlo. Como aquella tan curiosa aparecida en un sumario judicial y, según la cual, durante las fechas próximas a la publicación de la famosa cuenta inexistente de Xavier Trias en Suiza en el diario donde entonces trabajaba Eduardo, Eduardo hizo más de 200 llamadas a la cúpula policial relacionada con la Operación Catalunya: 68 al inspector en jefe José Ángel Fuentes Gago, 78 al comisario José Manuel Villarejo Pérez y 105 al comisario Enrique García Castaño. Llamadas que no sólo no sucedieron sino que, seguramente, fueron para preguntarles por la familia. Llamadas que, en ningún caso, tienen relación con estas portadas que pasarán a la historia del periodismo de investigación y de la verdad:

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat