1- El Pequeño Nicolás, la nueva gran estrella televisiva

Su mérito sido... bien, desconozco cuál ha sido su mérito, pero Pequeño Nicolás ya es un personaje televisivo de éxito. En formato telerrealidad, en entrevista o en show. Da igual porque el chico domina el medio y sabe el que la gente espera de él... que no se que es exactamente lo que esperan, pero se lo miran. 

El miércoles fue a TVG, la televisión de Galicia y arrasó. De entrada, apareció en el plató... ¡¡¡montado en un tanque!!! ¿Por qué? vaya usted a saber, pero el tanque estaba allí. Y el Pequeño encima. La cadena tuiteó el momento y si se lo mira, podrá ver el vídeo de la irrupción. A partir de aquí, momentos delirantes como cuando lo disfrazaron de Guardia Civil...

Para hacerse una idea de la resonancia que tuvo la entrevista, mirémonos al titular del día siguiente de La Voz de Galicia, el diario de referencia en la zona:

Ahora usted quizás se pregunta: "pero, ¿a qué venía eso de los "Gemeliers", estos dos hermanos que dice que cantan y que lo rompen entre las adolescentes"?. Bien,pues en la crónica de la Voz de Galicia lo explican: 

Total, que la cosa fue un éxito, todo el mundo está encantado y ya tenemos una nueva estrella televisiva adorada por el público...

2- Una tormenta en un vaso de agua

¿Recuerda todo aquello de Pablo Iglesias y del periodista de El Mundo, Álvaro Carvajal? Lo explicamos en el punto 4 del repaso media del pasado fin de semana. Le recomiendo que lo repase y, sobre todo, que se mire (o se remire) el vídeo origen de todo a ver si lo que muchos dijeron que había dicho Pablo Iglesias, realmente lo dijo.

Pues bien, cuando todavía se publicaban artículos (muchos) destrozando a Pablo Iglesias por el incidente y llamándole de dictador para arriba, va el periodista y publica este tuit:

Efectivamente, el tema había muerto. Sin embargo, con una diferencia en relación al día de su nacimiento. Y no pequeña. Aquellos grandes titulares denunciando la censura y el menosprecio de Iglesias ahora, en el momento del abrazo, habían desaparecido. Ningún titular con el instante que sellaba la paz. Ni un solo artículo opinando de la reconciliación. Nada. Cero patatero. La gran noticia mediática de la semana pasada tenía un final feliz y sólo era posible conocerlo si te encontrabas el tuit. Nada que ver un momento con el otro. ¿Una vez más la realidad nos mostraba que 1/ a menudo los medios hinchamos grandes globos de humo sin ninguna consistencia y que acaban desinflados por si solos y 2/ en este caso, una vez conseguido el efecto político-mediático, ¿por qué explicar cómo ha acabado la historia, verdad? I ,menos, cuando se ha resuelto de la manera que menos te interesa, sin ruido. La cosa es mantenerse firme en la postura y seguir perpetrando aquellos titulares tan bonitos...

3- Esta semana más de lo mismo

Cerrado, pues, el tema Iglesias-El Mundo (aunque la mayoría todavía no sabe que está muerto y enterrado), los medios (sobre todo los de Madrit -concepto-) hemos creado un nuevo y apasionante tema mediático que podriamos bautizar como "Ignacio Escolar-Grupo PRISA". La cosa empezó cuando el medio que dirige Escolar, eldiario.es, publicó que quién en el momento de los hechos era mujer de Juan Luís Cebrián, presidente ejecutivo del Grupo PRISA (El País, Cadena SER...), aparece en los llamados Papeles de Panamá.

Según Escolar, esta noticia habría provocado su despido como colaborador de la Cadena SER. Lo explicó en una pieza publicada a eldiario.es:

Enseguida, algunos periodistas relacionados con La Sexta, medio que junto con elconfidencial también publican el contenido de los famosos papeles, se solidarizaron con él...

... y el caso pasó a ser El Caso en muchos medios de Madrit (nuevamente concepto). ¿Por qué? Bien, una guerra contra la empresa de El País y la SER siempre es bienvenida en medios "de la derecha", por motivos de rivalidad ideológica. Pero también es buena para los medios de "la izquierda" que compiten con PRISA para conseguir la hegemonía en este segmento de clientes. Por lo tanto, la guerra era buena para todo el mundo, empezando por Escolar, que la aprovechó para defender la independencia de su medio. Y lo hizo con tanto interés e insistencia, que provocó la aparición de "memes" como este: 

Pero, claro, como en estos temas, cualquier cosa da sabor al caldo, hubo quien aprovechó para pasar cuentas. Fue el caso de Carlos Carnicero, antiguo despedido de la SER que ahora recordaba la actitud de Escolar en aquel momento:

La respuesta de Carnicero fue recontestada por Escolar y ahora en casa estamos ya muy anhelantes para saber qué disputa con periodistas será el gran tema mediático de la próxima semana...

¿4- Hace falta entrevistar a según quién?

Interesante debate: ¿todo el mundo tiene una entrevista? O, si lo prefiere, hago una pregunta trampa: ¿todo vale con el fin de conseguir audiencia? ¿Qué aporta una entrevista con quien fue considerado por la justicia como el asesino de sus dos hijos? Pues El Mundo decidió que mucho. Y la hizo. Y la cargó con aquella literatura que intenta añadir un punto de distanciamiento descriptivo...

 

Pero El Mundo, previendo las críticas, decidió justificar la entrevista. Y usó aquel argumento que nunca falla:

El intento es bueno, lo reconozco. ¿Problema? Comparar la importancia o no de entrevistar a Hitler con Bretón... bien, creo que no hay que perder una décima de segundo más con el tema...

5- ¿A eso le podemos decir prensa cortesana?

Mírese esta portada de La Razón del jueves. 

Le he destacado el momento fubolístico-monàrquico por dos motivos. El primero porque encuentro apasionante titular de esta manera un partido de semifinales de la Champions. Y el segundo porque, ¿qué pasará el día de que la pobre niña vaya a un partido en que el equipo español de turno pierda? ¿También harán el titular, pero diciendo que la criatura tiene la culpa?

¿6- Nos creemos el centro del mundo?

A menudo se nos acusa a los catalanes de querer ser el centro del mundo. Lo más divertido es que quien nos hace la acusación acostumbra a ser quien nos convierte en desdichados protagonistas de la actualidad.

No hay que ser muy espabilado para darse cuenta de que Catalunya genera, directa o indirectamente, la mayoría de la actualidad informativa que se despacha en Madrit (concepto). Vaya, que ocupamos muchas páginas y muchos minutos a pesar nuestro. Y leyendo según qué, queda claro que muy a pesar nuestro. Cojo al azar un fragmento de La Gaceta. ¿Sin nosotros, de qué hablarían? Incluso aunque fuera bien... 

7- Encuentre las cuatro diferencias

El titular de debajo de las cuatro fotografías de esta portada dice "Mismas caras". Pero si observa atentamente hay sólo tres caras. La de Pedro Sánchez está arrancada. ¿Casualidad? Seguro que sí. Es imposible que El País lo haya hecho a propósito. Sobre todo leyendo sus editoriales siempre llenos de amor, respeto y apoyo a Pedro Sánchez. Bien, llenos de todo eso y mucho más. 

8- La pregunta de la semana

Hay preguntas que incluyen la respuesta. Hay preguntas hechas desde un supuesto irreal. Hay preguntas de ciencia-ficción. Y despues hay preguntas como esta que publicaba el domingo pasado El Mundo en medio de una entrevista con Joan Manel Serrat y Juan Marsé. Si entrevistásemos el entrevistador, la pregunta sería: ¿Alguien plantea una Catalunya de un solo idioma? Si fuera así, ¿me lo podría presentar? ¿Y si no fuera así, se podría usted ir a la mierda? Muchas gracias. 

9- Defenderse uno mismo y a su aire

Eso que le llaman "las nuevas tecnologías" permiten mucha interactuación. De esta manera, cuando un futbolista, pongamos por caso a Gerard Piqué, ve en un medio una cosa que no le gusta, va y lo dice. Y si cree que faltan a la verdad, se lo puede decir directamente a sus autores. Sin ningún problema. Y con todas las letras... 

 

10- El premio de la semana

Sí, se ha hablado mucho del tema. Sí, ya se ha dicho todo. Sí, ya hemos visto que conseguía la total unanimidad a la hora de criticarlo. Pero no me puedo privar de recordar que este señor no es el típico borracho que está todo el día en el bar bebiéndose incluso el agua de los jarrones. No, este señor tuvo importantes cargos de responsabilidad en el gobierno de España. Y sobre todo, este señor se contratado por diversos medios, algunos de los cuales públicos, para que dé su opinión. Una opinión que, como queda aquí acreditado, es de un gran nivel. Pues nada, sigan contratándolo... 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat