Francia ya tiene la segunda estrella tras hacer historia en Rusia. Ganando con solvencia y, sobre todo, destacando con un equipo muy joven. Kylian Mbappé confirma en Moscú el brillante futuro del fútbol francés.

Juventud y mucho futuro

Si antes del Mundial de Rusia 2018 ya todo el mundo decía que Francia era la selección con más futuro, un mes después se reafirman los pronósticos con creces. Francia es campeona del mundo con un equipo muy joven y que tiene un gran recorrido por delante.

Su once titular a duras penas llega a los 26 años: la defensa formada por Pavard (22), Varane (25), Umtiti (24) y Lucas (22) no llega a los 24 de media; Mbappé, de sólo 19 años, rebaja la edad de un equipo que completan los experimentados Pogba (25), Kanté (27) y Griezmann (27), y los veteranos Giroud (31), Lloris (31) y Matuidi (31).

Pero lo que es seguro es que gran parte de este 11 titular o de los 23 seleccionados por Didier Deschamps volverá a repetir en el Mundial del Qatar 2022. Un equipo que tiene armas suficientes para seguir haciendo historia, y durante muchos años.

Francia Mbappe Argentina Mundial Russia EFE

EFE

Los factores Griezmann y Mbappé

Gran parte de este futuro esperanzador para Francia pasa por dos nombres: Griezmann y Mbappé. El renovado delantero del Atlético de Madrid ha guiado al combinado francés durante el Mundial, ha entendido el juego a la perfección y que necesitaba el equipo en cada momento. También ha contribuido con goles y quien sabe si haciendo un paso definitivo para levantar el Balón de Oro este año.

Y por otro lado el nombre también es Mbappé. Algunos comparándolo con los inicios de Pelé y con el estilo de Ronaldo Nazário, el futbolista francés del PSG ha logrado su primer Mundial con solo 19 años. Su carrera acaba de empezar, pero ya forma parte de la historia.

Un plan definido

Francia ha querido jugar bien al fútbol, con un espíritu de equipo, pero lleno de matices. Experiencia para combatir a los grandes rivales, juventud para demostrar que son descarados y unidos para hacer un bloque indestructible.

No han hecho un grandísimo fútbol. Tampoco han tenido partidos definidos como brillantes, pero sí han sabido aprovechar sus ocasiones. Diferencial la concepción del juego de Griezmann, los arranques de Mbappé, las recuperaciones de Kanté, la solidez de Umtiti y Varane, y las intervenciones de Lloris.

Giroud Griezmann Mundial Rússia Argentina França EFE

EFE

Y a todo eso lo han acompañado los resultados. Francia ha sabido superar los peores momentos y ha resuelto cuando ha tenido la oportunidad. La gran baza también ha sido la estrategia, principal protagonista de un Mundial donde también las defensas se han impuesto a los ataques.

Francia, la gran favorita para el 2022

El título conseguido en el estadio Luzhniki de Moscú alza al equipo francés un peldaño más del que estaba. Si todo eran grandes esperanzas, ahora se ha confirmado que el talento y la juventud también puede llevar a un equipo a lo más alto de un campeonato mundial.

Y si esta vez eran los favoritos, dentro de dos años en la Eurocopa del 2020 serán los máximos aspirantes. Y también lo serán dentro de cuatro años en el Mundial de Qatar. El resto de países tendrán que hacer el cambio generacional y remover sus equipos para intentar frenar la ambición de una Francia que a estas alturas parece que puede protagonizar una era en el mundo del fútbol.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat