El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, y el presidente de Rusia, Vladímir Putin, se reunirán por primera vez el próximo el 16 de junio para "restaurar la previsibilidad y la estabilidad" de sus relaciones, según informa Efe. Los dos líderes se encontrarán en el suelo neutral por excelencia: Ginebra (Suiza).

La cumbre entre los dos presidentes llega después de las irregulares relaciones que los dos países tuvieron durante la administración de Donald Trump (2017-2021) y después de que Joe Biden calificas de asesino en Putin. La tensión entre los dos mandatarios ha estado constando, pero se proponen abrir una nueva etapa.

La semilla para este encuentro la va planta Biden, cuándo en abril propuso la reunión a Putin en una llamada telefónica. Tanto el Kremlin como la Casa Blanca han expresado en varios comunicados de prensa que su objetivo es "normalizar" las relaciones entre los dos países. Confían en encontrar "soluciones mutuamente aceptables", según recoge Efe

Putin reunion / Efe

Vladímir Putin, presidente de Rusia, durante una reunión / Efe

Primero los segundos a bordo

Los primeros pasos para una reconciliación en las relaciones diplomáticas entre las dos potencias los hicieron Antony Blinken, secretario de Estado estadounidense, y Serguéi Lavrov, ministro de Asuntos Exteriores ruso, en su reunión en Reykiavik. En su encuentro los dos políticos reiteraron su disposición a iniciar una nueva etapa con una mejora de sus relaciones diplomáticas, pero subrayaron desde el inicio sus "profundas diferencias".

Lavrov subrayó la disponibilidad de Rusia a abordar todo tipo de asuntos, sin hacer exenciones ni vetar problemáticas delicadas. A cambio, sin embargo, pidió a su homólogo estadounidense un diálogo honesto. Bilken se mostraron de acuerdo y destacó la capacidad de entendimiento que las dos potencias pueden tener en sus intereses compartidos.

Una ofrenda de paz

Para destensar la relación entre los dos países la Casa Blanca han eximido las sanciones que recaían sobre la empresa que construye el gasoducto que lleva gas ruso a Alemania. El anuncio lo hizo Bilken, quien justificó esta amnistía como una medida tomada "por el interés nacional". Es un pequeño movimiento que allana el camino para abrir una nueva etapa en las relaciones entre Rusia y los Estados Unidos.

 

Imagen principal: Joe Biden, presidente de los Estados Unidos, da un discurso desde la Casa Blanca

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat