Tal día como hoy del año 1940, hace 80 años, la prensa de la época (La Vanguardia Española, edición del 25/08/1940) publicaba que el general Franco -jefe del estado español- había declinado asistir al funeral del cardenal Gomà y Tomàs -cardenal primado de las Españas- que se celebraría en Toledo aquel mismo día. Según la misma prensa, Franco delegó la representación en Ramon Serrano-Suñer, ministro de gobernación del régimen y conocido popularmente como "el cuñadísimo" por su relación familiar con el dictador; y se limitó a enviar un telegrama de condolencia al pontífice Pío XII y al Sacro Colegio Cardenalicio de España.

El arzobispo-cardenal Isidre Gomà i Tomàs (La Riba -Alt Camp-, 1869) había muerto tres días antes en la sede sitial de Toledo. El año 1937, Gomà i Tomàs había sido el promotor de la "Carta colectiva de los obispos españoles a los obispos del mundo entero"; firmada por todos los obispos españoles, menos por Vidal i Barraquer (arzobispo de Tarragona), Torres i Ribas (obispo de Menorca) y Múgica Urrestarazu (obispo de Vitoria-Gasteiz). Aquel manifiesto, redactado en castellano, francés e inglés, resultaría decisivo para que el Vaticano (gobernado por el pontífice Pío XI) bendijera el Alzamiento Nacional y justificara aquella brutal rebelión.

La no asistencia de Franco al funeral de lo que había sido el prelado más poderoso de la Iglesia española durante la Guerra Civil, respondía a un distanciamiento personal y político con Gomà i Tomàs, que se habría producido poco después de la redacción de la carta. Según la investigación historiográfica, Gomà i Tomàs protestó enérgicamente ante el dictador, por las atrocidades y los asesinatos que los falangistas cometieron contra religiosos vascos, a quienes acusaban de "separatistas". Gomà i Tomàs fue el único que tuvo la valentía de denunciar que aquellos crímenes eran iguales que los que cometían los revolucionarios incontrolados en la retaguardia republicana.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat