A menos de 48 horas de la apertura de la nueva legislatura del Parlamento Europeo, la incertidumbre sobre la validación de los escaños obtenidos por Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Toni Comín sigue sin resolverse. El Tribunal de Luxemburgo, que es el que debería aceptar las medidas cautelarísimas pedidas por los letrados de Puigdemont y Comín, debería, en todo caso, pronunciarse hoy lunes aunque tampoco es seguro que lo vaya a hacer con la premura de tiempo que se le ha dado.

Mientras ello se produce, el independentismo desplaza hasta la ciudad francesa alrededor de 80 autocares y un par de vuelos chárter. Además de un número indeterminado de vehículos, algunos de los cuales ya emprendieron el viaje este mismo domingo y denunciaron problemas con la policía española de la frontera de la Jonquera. El estado español, por su parte, consciente de lo que supondría una derrota de la justicia europea, ha movilizado su diplomacia, al Ministerio de Exteriores, su titular Josep Borrell e incluso al presidente Pedro Sánchez. Amén de activar el Ministerio de Justicia, fiscalía y Tribunal Supremo.

El último en subirse al carro ha sido el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, que ha pedido a Pedro Sánchez que tome todas las medidas para que Carles Puigdemont sea detenido en Francia y extraditado si acude al Parlamento de Estrasburgo. Curiosa manera de entender la separación de poderes entre el poder ejecutivo y el judicial, ya que, en todo caso, debe ser el Tribunal Supremo quien reactive las euroórdenes. Deben ser los nervios o pensar que los jueces franceses seguirán al dictado lo que dice el Supremo y no actuarán como la justicia belga o alemana. El abogado Gonzalo Boye hace unas fechas ya retó al Supremo a que reactivara las euroórdenes convencido de que sus clientes no tendrían problemas si viajaran a Estrasburgo.

En cualquier caso, todas las miradas estarán este lunes puestas en Luxemburgo en una partida en que está en juego mucho más que tres escaños: los valores de democracia que inspiraron la creación de la Unión Europea.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat