El Retrato de Michele Marullo Tarcaniota, pintado por Sandro Botticelli en 1491 y propiedad de la familia Cambó, sale a la venta en la feria Frieze Masters de Londres este jueves por 30 millones de euros, según ha confirmado a la ACN Carlo Orsi, propietario de la galería Trinity Fine Art de la capital británica y encargado de la venta. La obra, la última del artista que queda en manos privadas, está declarada Bien de Interés Cultural (BIC) desde 1988, una circunstancia que la hace "inexportable" de manera permanente paor la Ley de Patrimonio Histórico y que acondiciona las salidas de España a permisos de explotación temporal. El Ministerio de Cultura ha autorizado la venta con la condición de que los propietarios ofrezcan al Estado el derecho de tanteo.

Si finalmente la venta sale adelante, los nuevos propietarios tendrán que ser conscientes de que la pieza "no puede perder la vinculación con España", según explicaban a la ACN fuentes del Ministerio de Cultura a mediados de septiembre.

Orsi ha desmentido categóricamente que se trate de una subasta, tal como ha trascendido en algunas publicaciones. "No he dicho nunca a nadie que lo sería", ha asegurado, confirmando que el precio de venta es de 30 millones de euros. "Veremos si hay alguien interesado", ha dicho.

También se ha mostrado convencido de que es el último retrato del genio italiano en manos privadas, un retrato que ha considerado "único". Según los cálculos de Orsi, Botticelli sólo pintó diez retratos, y la mayoría están en manos de museos de todo el mundo.

Con respecto al encargo, Orsi explica que le llegó porque conoce a una de las propietarias –el cuadro pertenece a catorce personas, todas de la familia Cambó- que hace un año le propuso la venta.

Y en relación al posible comprador, Orsi ha indicado que busca a un cliente español que se pueda "enamorar" de un retrato "tan importante", y que quizás lo pueda ceder en un museo estatal. Tampoco cerraría la puerta a un acuerdo con el Gobierno español, que tiene derecho de tanteo sobre la venta. En todo caso, explica que la familia contactó con responsables estatales que les comunicaron que de momento no estaban interesados. "Quizás ahora que el retrato se ha hecho tan famoso cambian de pensamiento", ha expresado Orsi.

En todo caso, y dado que como Bien de Interés Cultural el cuadro es fuera del Estado temporalmente, Orsi ha explicado que haya venta o no lo más probable es que el retrato tenga que volver a España el 15 de octubre, aunque después podría volver a salir con otro permiso temporal.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat