Ayọ̀bámi Adébáyọ̀ (Lagos, 1988) es una de las promesas de las letras africanas. En su novela Quédate conmigo (Angle Editorial en catalán y en Gatopardo Ediciones en castellano), la autora nigeriana vuelve a sus raíces y explica la historia de las dificultades matrimoniales de una joven mujer yoruba, que en pleno siglo XXI, en Nigeria, se encuentra sin salida, entre desgracias recurrentes, y una tradición que la oprime.

Ayobami ©Eniola Alakija

Ayọ̀bámi Adébáyọ̀ © Eniola Alakija.

Más allá del cesto en la espalda

Yejide, la protagonista de la historia no es una campesina casada por la fuerza por sus padres. Es una chica moderna, con iniciativa, que va a la universidad y que tiene muy claros sus derechos. Una joven que tiene muy claro que quiere trabajar y ganarse la vida, y crear una familia monógama, muy a la occidental. Y encuentra a un hombre que está dispuesto a respetar sus deseos. Se compromete a no casarse con ninguna otra mujer, le facilita dinero para poner un negocio, mantiene una relación muy armónica con ella... Y todo eso en una sociedad en que eso no es fácil. Entre los yoruba, la esposa tiene una posición subordinada frente a su marido y sus parientes (incluso tiene que recibir a sus suegros y cuñados de rodillas). Es difícil mantener a la familia extensa al margen de las decisiones domésticas de una pareja. Yejide, pese a tener una suegra afable y comprensiva, se dará cuenta de que sus prioridades personales chocan con una sociedad basada en principios clánicos muy alejados de los suyos.

La maternidad

La protagonista de Quédate conmigo, a pesar de todo, tiene como prioridad vivir una vida familiar plena, quizás por el hecho de haber perdido a todos los suyos de jovencita y estar sola en el mundo. Pero lo que inicialmente parecía fácil se complica, Le resulta difícil tener hijos, y no es fácil mantenerlos en vida en un país como Nigeria, con una mortalidad infantil elevadísima. La protagonista acabará teniendo fuertes problemas y sometida a un auténtico choque por sus dificultades para disfrutar de la vida familiar que había soñado. Y lo probará todo: pasará por la medicina, por la tradición, por la superstición... Llegará a niveles de auténtica desesperación para intentar encontrar el amor filial que le falta.

Con ángulos

Quédate conmigo es una novela de reivindicación feminista. Pero es más que eso. El texto tiene varias lecturas, algunas de ellas bastante incómodas para quien espere un panfleto. Es una obra sobre la liberación femenina de las opresiones de la tradición, pero también es muchas otras cosas. Evita caer en personajes simplistas: el marido de Yejide no es un ogro, y su suegra no es una arpía, aunque le causará muchos problemas... La protagonista se tropezará con la fatalidad, que la está esperando por todas partes, incluso donde menos lo sospecha.Quédate conmigo tiene el aire de una tragedia griega ambientada en el África actual.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat