La colección Narrativas Históricas, de EDHASA, que este año llega a los 40 años, es la principal colección de novela histórica del Estado español. Ahora ha querido revitalizarse con la convocatoria del premio Narrativas Históricas, que ha nacido con gran impulso: se han presentado 414 manuscritos. El ganador de la convocatória ha sido Francisco Narla (Francisco Javier Fernández Vázquez), con Laín, el bastardo, una novela cuya acción se desarrolla en el siglo XIII. El 5 de marzo llegará a las librerías.

La aventura empieza por Narla

Laín, el protagonista de la novela, es un personaje excepcional, que saliendo de Galicia llega hasta el Karakórum. Pero el mismo Narla afirma ser un aventurero: es piloto de Vueling, tirador con arco y ha hecho de piloto de pruebas. "Volar es una de mis grandes pasiones"; asegura Narla, quien explica que Saint-Exupery le marcó profundamente y que es el responsable de que ahora sea escritor y piloto. Se define como lector voraz, y gran amigo de los libros, afirma que el suyo es un "retorno a casa", porque había leído muchos de los libros de la colección "Narrativas Históricas" desde su juventud y ahora ha podido publicar en esta colección de Edhasa que para él era mítica. Narla había anticipado el suicidio del piloto de Germanwings con una novela, Caja negra, que se publicó cinco años antes de los hechos. Asegura que se le ocurrió cuando pensaba que era lo peor que podía suceder a un avión en pleno vuelo, y llegó a la conclusión de que lo peor es que el avión fuera pilotado por un loco.

Una trama de largo recorrido

El padre del protagonista de Laín muere en las Cruzadas, y Laín, expulsado de la casa paterna, emprenderá un largo viaje que le llevará hasta mundos desconocidos. A través de este episodio, Narla explica episodios poco conocidos de la historia medieval: la participación española en las Cruzadas, las actividades de la secta de los hashshashin (nizaritas), especializada en el asesinato político, la parte más turbia de la historia de los templarios, especializados en vender reliquias falsas... Narla reconoce que en su obra está presente la huella del best-seller El médico, de Noah Gordon, aunque afirma que en ciertos aspectos su obra es muy diferente a la de Gordon. El protagonista de Laín es un halconero, y la cetrería juega un papel clave en la obra. Narla afirma que este elemento, en buena parte, es derivado de su admiración por Miguel Delibes y por la admiración que le generó el ver la práctica de la cetrería en los desiertos de Arabia. Sin embargo, pese a todo, Narla afirma que lo más importante es que su historia mantiene, hoy toda su vigencia, porque habla de sexo, de amor, de venganza y de conexión entre padre e hijo, una historia universal, y que tenía validez en el siglo XIII, pero la sigue teniendo en el siglo XXI.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat