Lejos queda ya el recuerdo pandémico de un jornada de Sant Jordi confinada. Este Sant Jordi 2022 se podrá volver a salir a la calle, disfrutar de más de 6.000 paradas de libros y pasear por calles llenas de paradas de rosas y firmas de autores. Pero desear un buen día del libro sigue siendo tan transversal como siempre, cara a cara y pantalla tras pantalla, especialmente ahora que nos pasamos los días conectados a Internet, las redes sociales y el móvil. ¿Cómo felicitarías el Sant Jordi a aquella persona que tienes lejos y que echas de menos? Te damos algunas ideas para que envíes los mejores gifs temáticos con rosas, libros y algún dragón.

🌹 Sant Jordi 2022, en directo: última hora de la diada del 23 de abril

Gifs románticos para el San Valentín catalán

Si eres de los que piensa que Sant Jordi es el San Valentín de los catalanes, la festividad romántica por excelencia en nuestra casa, es de recibo empezar el día deseando un día afectuoso y amoroso a tu pareja, a tu crush o a la persona con quien te acuestas de vez en cuando. ¿Y qué mejor que hacerlo con una rosa roja, símbolo del amor durante las 24 horas que dura la festividad? Ya sea para bromear, para reír un rato o para prever una cita digital con el corazón en la mano, enviar un gif con rosas rojas y empalagosos es una buena opción para los que se pasarán la festividad vomitando unicornios de colores.

 

Gifs para los compradores compulsivos de libros

Sant Jordi son las rosas, pero, evidentemente, Sant Jordi también son los libros. Nada como un buen libro para amenizar y disfrutar de la jornada. Para algunos, cuanto más mejores, y es que mucha gente aprovecha la festividad para comprar todos aquellos libros que no se compran durante el año. También es verdad que los grandes lectores continúan en su quiniela personal para hacerse con otro ejemplar para llenar la estantería o para buscar en las muchas paradas de lecturas de segunda mano que hay repartidas por las ciudades. A todos ellos les enviamos un mensaje: suerte y ánimos, vosotros podéis.

 

📚 Libros Sant Jordi 2022: recomendaciones y todas las novedades editoriales del año
 

Gifs para las princesas que se revelan

Durante los últimos años, y por fin, se han hecho relecturas y renarraciones sobre el papel de la princesa que espera a ser salvada por el famoso caballero de las garras del salvaje dragón. Ahora también está Santa Jordina, que es la valiente que le planta cara a la bestia, y muchas otras adaptaciones que tienen un denominador común: empoderar a la princesa (la mujer) y rebalarse contra un sistema sexista que sigue manteniendo que el rol de la mujer es ser frágil, pasivo y cagueta. Y no. Basta de princesas miedosas en nuestras leyendas.


Gifs para los que no se leen ni las instrucciones

Y tampoco sería justo que aquellos que no disfrutan de la lectura se queden sin gif personalizado el día de Sant Jordi. Hay mucha gente que empieza a sudar cuando abre un libro porque sufre más que si tuviera que subir la montaña de Montserrat de rodillas. También es cierto que mucha gente no ha encontrado lo que le gusta leer, ofuscado por aquellas lecturas obligatorias que todos hemos tenido que soportar en la Primaria y la ESO, aunque quizás con un poco de suerte estas personas cambiarán de opinión este año que la festividad vuelve a las calles en plena normalidad después de dos años de pandemia. Bueno, de hecho, a todas ellas quizás mejor que no les enviéis este gif, no sea que se ofendan y retrocedan en su voluntad de sumarse al mundo de la lectura.


🎰 Grossa Sant Jordi 2022: así será el sorteo
 

Gifs de tu yaya (o de tu padre)

Y no podíamos acabar esta lista de gifs sin aquel que os enviará vuestra madre, vuestro padre o vuestra yaya. Hablamos de aquellos gifs viejunos, con figuras que no casan, colores fluorescentes, frases estilo Mr. Wonderful y ningún tipo de creatividad añadida. De hecho, la única gracia que tienen estos dibujitos en movimiento es que los envían personas que queremos, y por eso sólo nos queda responder con un montón de emoticonos de corazones o stickers adorables para agradecerlos el esfuerzo de intentar superar la enorme brecha digital que nos separa. Un brindis de moscatel para ellos.