Los franceses amantes de los toros se han unido para poder salvar este espectáculo contra los animales después del coronavirus. Debajo el nombre Association des Banderilleros te Picadors Français (ABPF), banderilleros, mossos de espada y picaderos franceses se han reunido para pedir ayudas públicas al mundo del toro en Francia. La Asamblea General se celebró el pasado 13 de junio en Arles, la Catalunya Norte, y hoy se ha hecho oficial. El presidente José Gómez ha subrayado que hoy empiezan a trabajar para volver a la actividad taurina tan pronto como la situación sanitaria y el gobierno de la república lo permitan.

El mundo de la tauromaquia francés lamenta que, mucho antes de la pandemia, ya sufrían recortes del 20% respecto de años anteriores. El seguimiento de los toros en Francia ha quedado reducido a un sector concreto.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat