Mariano Rajoy es, de momento, un expresidente discreto. Desde que lo expulsaron de la Moncloa, el exjefe de gabinete del Gobierno ha mostrado un perfil bajo, evitando pronunciarse políticamente como hacen a menudo Felipe González o José María Aznar. De las pocas veces que ha hablado públicamente los últimos meses ha sido en el juicio al procés, para testificar contra los presos políticos catalanes en el Tribunal Supremo.

juicio procés Mariano Rajoy declaración

Rajoy no habla en público y tampoco lo hace en las redes sociales. En su cuenta de Twitter no dice nada desde hace meses. En junio y julio del 2018, justo después de la moción de censura, el expresidente español tuiteaba sobre el congreso del PP que escogió a Pablo Casado como nuevo líder del partido. Después, el silencio.

rajoy convencio PP EFE

EFE

Ahora, Rajoy vuelve a utilizar Twitter. Pero sólo lo hace en una circunstancia: si alguien ha fallecido. Es de sobra conocida su pifia dando el pésame por un Rubalcaba que no era. Antes, condolencias por la muerte de José Pedro Pérez-Llorca, padre de la Constitución y político de la UCD; Manuel Alcántara, escritor; y José Estanga Rebollal, alcalde del PP en Oencia, un pueblo de Castilla y León. Es todo lo que se observa en su perfil al echar un vistazo.

cuenta twitter rajoy

La cuenta del expresidente español se ha convertido en una página de necrológicas y en la red hay muchos que se mofan:

A Mariano Rajoy lo enterraron políticamente hace menos de un año y ahora parece que ha encontrado la manera de vengarse: practicar el oficio de sepulturero con los demás.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat