Conocida mundialmente por el festival de cine, Cannes es una de las ciudades más bonitas de la Costa Azul. Aunque durante la celebración del festival la ciudad se transforma y está llena de vida, vayas en la época que vayas, siempre encontraremos lujo y glamour en sus calles. En este artículo os explicamos qué ver en Cannes tanto si la visitas durante el festival como si escoges otra época del año. Y daremos algunos consejos para vivir todos los encantos de la ciudad de la manera más económica posible.

Cannes La Croisette Pixabay

Pixabay

La ciudad acoge uno de los festivales de cine con más prestigio del mundo. Es un acontecimiento tan importante y multitudinario que es considerado el pistoletazo de salida a la temporada de verano en el sur de Francia.

Si la ciudad tiene poco más de 70.000 habitantes durante el año, los días del festival la población aumenta hasta los 200.000 habitantes. Por lo tanto, si lo que quieres es tranquilidad, no escojas la primera quincena de mayo. En cambio, si quieres sentirte como una auténtica estrella de cine, es el mejor momento para ir.

Giphy

Una buena manera de empezar a visitar la ciudad es el céntrico paseo de La Croisette. Andando por el paseo encontrarás en un lado los hoteles y las tiendas de lujo.

 

En tabla|puesto shared by CANNES (@villecannes) donde|dónde

Y en el otro, las playas y las terrazas.

 

En tabla|puesto shared by SueHolly (@suehollyinsta) donde|dónde

Los cócteles, las vagas para estirarse y las palmeras hacen de la playa de Cannes un auténtico paraíso. Pero tenemos que tener en cuenta, que a diferencia del que estamos acostumbrados, muchas de las playas son privadas. Pertenecen a los grandes hoteles que se encuentran en el otro lado del paseo como por ejemplo el Intercontinental Carlton, el Majestic, el JW Marriott Canes y el Martinez. Para acceder a la playa sin embargo, no hace falta que te alojes en el hotel, puedes pagar una entrada, de unos 50 euros aproximadamente. Si no estáis dispuestos a pagar estos precios, tranquilos, porque la ciudad cuenta con trece playas públicas, por lo tanto, a buen seguro encontrad la que mejor se adapte a vuestras necesidades.

Playa Cannes Pixabay

Pixabay

Sin embargo, si tienes la oportunidad de alojarte en una de las maravillosas habitaciones de estos hoteles, podrás levantarte con espectaculares vistas como esta.

Otra opción un poco más económica para disfrutar también de unas maravillosas vistas es acceder a las terrazas de algunos de los bares de los hoteles y desayunar o tomar unas copas una vez cae la noche. Entre los más recomendables está Le Panorama Rooftop Bar del JW Marriott Cannes.

 

En tabla|puesto shared by JW Marriott Cannes (@jwmarriottcannes) donde|dónde

 

 

En tabla|puesto shared by JW Marriott Cannes (@jwmarriottcannes) donde|dónde

Dejando de lado los hoteles de lujo y las playas, no nos podemos marchar del paseo de La Croisette sin ver el Palau de Festivales y Congresos de Cannes. És el sitio de la ciudad que nos permite sentirnos como una estrella de cine.

Palau Festival Cannes David Mitjans

David Mitjans

Junto al Palau, hay el Ayuntamiento de la ciudad y su casco antiguo, que se conoce con el nombre de Le Suquet.

 

En tabla|puesto shared by CANNES (@villecannes) donde|dónde

Este barrio de pescadores se diferencia del resto de la ciudad por los vistosos colores de las casas y por sus calles derechos. Uno de los principales es la rue lleva Mont Chevalier, que es el acceso principal a la Torre del Castillo. Un palacio medieval del cual hoy día sólo quedan unos cuantos restos en el museo de la Castro. Y también, el acceso a la iglesia de Notre Dame de l'Esperança. Es desde este punto elevado de la ciudad desde donde podréis disfrutar de las mejores vistas panorámicas de la ciudad.

 

En tabla|puesto shared by Arja Engelmann-Leinonen (@arjalena) donde|dónde

De bajada hacia el centro de la ciudad, la mejor opción es la rue lleva Suquet y a continuación la rue Saint-Antonie, unas calles llenas de restaurantes para todos los gustos donde podréis probar los tradicionales platos de la cocina francesa, como por ejemplo unas ostras, un magret de pato o un surtido de quesos. Algunas de las opciones para probar estos platos son la Enoteca de Cannes o Le Jarin Secret, este último con un local que tiene un estilo y un encanto especiales.

 

En tabla|puesto shared by Le Jardin Secret (@lejardinsecret_cannes) donde|dónde

Al final de esta calle encontraremos la rue Félix Faure, también lleno de restaurantes estos pero con precios aptos para presupuestos más ajustados.

Por otra parte, si lo que preferís es hacer una comida rápida, una de las mejores opciones es la hamburguesería Steak'n Shake cerca del Palau de Festivales y Congresos.

 

En tabla|puesto shared by Norman (@normanvickery) donde|dónde

Si en medio de todo el lujo de Cannes hay una cosa que no puede faltar son las boutiques de las grandes marcas de moda. Además de las que hay en La Croisette, que no son aptas para todos los bolsillos, una de las calles que hace las delicias de los compradores es la rue d'Antibes, con tiendas con precios más asequibles.

Rue Antibes Cannes Wikimedia

Wikimedia

Y adyacente a este, también hay la rue lleva Commandant André, una calle llena de tiendas y también de restaurantes y bares de copas. Si comprando os pasa por alto la hora, podéis acabar el día en el Sardine, Le Pastis o el Bobo Bistro. Todos ellos con una amplia oferta gastronómica.

 

En tabla|puesto shared by Sardine (@sardinecannes) donde|dónde

 

 

En tabla|puesto shared by Store Led (@store.led) donde|dónde

Si visitas la ciudad durante la época del festival pero no estás a la lista de invitados, no sufras, el festival organiza sesiones de cine gratuitas en la playa y de noche. Con esta iniciativa es un pecado marcharse de Cannes sin ver una película bajo las estrellas.

 

En tabla|puesto shared by CANNES (@villecannes) donde|dónde

Cannes es una ciudad que vive de cara al mar y es por eso que no podéis marcharos sin visitar el puerto, a menudo lleno de yates espectaculares que os dejarán boquiabiertos.

Yate Cannes Pixabay

Pixabay

Si no tenéis la suerte de tener uno de estos yates pero queréis navegar por las aguas de la costa de Cannes, podéis subir en algunas de las embarcaciones que te llevan a las islas de Lerins. El trayecto dura unos 15 minutos y tiene un precio de unos 12 euros aproximadamente (ido y devuelta).

Mapa de los lugares imprescindibles para visitar en Cannes

En este mapa podrás encontrar todas las referencias de los lugares y monumentos que aparecen citados en este artículo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat