La manifestación convocada por Sociedad Civil Catalana para este domingo en el Paseo de Gracia de Barcelona dejó muchas imágenes para la vergüenza. El unionismo se desató. Pero también los cánticos de "Bote, bote, bote, catalán el que no bote". Pero hubo para dar y para tomar: la frase del vicepresidente de SCC ("Los extintores serán siempre nuestros"), hiperventilados subiendo a balcones para quitar lazos amarillos o miembros de los cuerpos de seguridad sonriendo alegremente al lado de patrióticas manifestantes envueltas con el aguilucho franquista. Y Albert Rivera, Arrimadas, Casado o Valls en primera fila. Todo en orden.

Pero hay un vídeo que está circulando como la pólvora desde ayer. Una imagen lamentable de una manifestante pasadísima, dígale de españolidad, dígale de otra cosa, con una gorra y una gran bandera atada en frente, que sin soltar un cigarrillo se dirige retadora y perdonavidas a un grupo de jóvenes: "¿A que llamamos a la policía pidiendo DNIS? ¡¡Que te vayas a tu puta casa!! ¡¡Que mañana tienes colegio!!". Una imagen lamentable que ha provocado una reflexión del presentador de TV3 Jair Domínguez: "Dios mío, la miseria humana. En otra época de mi vida quizás me habría hecho gracia. Ahora me produce una pena terrible". El resto de la red se mueve entre los dos sentimientos:

La irada manifestante amenaza a los chicos con que mañana (hoy) tenían que ir a la escuela. La lástima es que ella no hubiera ido cuando ella era joven. O que si lo hizo, no le sirviera de nada.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat