Este domingo se está produciendo la manifestación unionista convocada por Sociedad Civil Catalana. Una manifestación por el Paseo de Gracia de Barcelona que ha reunido según la Guardia Urbana a 80.000 personas a pesar de los intentos de llevar personas de toda España para intentar que la presencia fuera masiva. Una cifra ridícula, y más, al lado de la manifestación en favor de la Libertad que hubo ayer sábado o también de las dos manifestaciones españolistas que tuvieron lugar el otoño del 2017. Una manifestación, a priori, ciudadana, pero que curiosamente está encabezada por los políticos que pierden el norte para hacerse la foto en frente con la pancarta. La plana mayor que critica al presidente Torra que vaya a tramos de manis indepes ahora es la primera que corre a ponerse delante.

En la manifestación participan los ministros en funciones José Luis Ábalos y Josep Borrell; la presidenta del Congreso, Meritxell Batet; el primer secretario del PSC, Miquel Iceta; el presidente del PP, Pablo Casado; la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo; el líder de Cs, Albert Rivera, así como el concejal de Barcelona por el Cambio Manuel Valls y el cabeza de lista de Vox por Barcelona para el 10N, Ignacio Garriga. El unionismo desatado. Rivera y Arrimadas haciéndose stories en Instagram. Pero nada que supere las palabras del vicepresidente de SCC, Álex Ramos, cuando ha cogido el turno de palabra.

scc

TV3

Ramos ha verbalizado una frase que de vez en cuando se ha escuchado durante la manifestación, pero qué dicha en boca de un alto representante sonaba todavía más ridícula y provocaba vergüenza ajena: "Los extintores serán siempre nuestros"...

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat