Ciudadanos continúa empeñado en demostrar que hoy por hoy, no tienen límite a la hora de seguir autoadjudicándose el papel de partido esperpéntico. Después de la espantá de Rivera o Lorena Roldán, después de los sopapos antológicos en las elecciones, después de que huyan miembros del partido como las ratas en un naufragio, siempre hay alguien que regala a la ciudadanía algún motivo de mofa. Y ahora, quien ha tomado el relevo de los Arrimadas, Carrizosa,  y compañía es Edmundo Bal.

bal edmundo

Edmundo Bal / Efe

El candidato del partido naranja a la Presidencia de la Comunidad de Madrid ha pedido el apoyo de los madrileños a las urnas el próximo 4 de mayo, "todos los que crean en el centro político". Dice que la cosa irá "de un puñado de votos", suponemos que quiere decir la subsistencia de Cs como partido antes de exterminarse de cuajo. Bal ha corrido la X Carrera Popular de Hortaleza, y quizás por el esfuerzo, la sangre no acababa de regar bien a la hora de escoger el eslogan de campaña, una frase más propia de Mortadelo y Filemón que de un partido que se hace llamar serio. 'Madrileños por Edmundo', en referencia al famoso programa de Telemadrid, Madrileños por el mundo. Según Bal, los sondeos prevén que "si hay Cs habrá moderación. Por eso es importante que todo el que crea en el centro político y en la moderación se movilice y salga a votar". Quien ha vaticinado que no habrá votantes de Ciudadanos madrileños por Edmundo ni por ningún sitio ha sido Xavier Sala-i-Martín, que lo ha hundido con una sola frase:

sala edmundo

En eso ha quedado Ciudadanos, en un partido que hace juegos de palabras de chichinabo.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat