Catalunya continúa movilizada masivamente contra la sentencia del Procés. Las Marchas por la Libertad cortan las principales vías del país para reclamar justicia, con miles de personas que han dejado sus rutinas habituales y protestan contra el atropello del estado. Un comportamiento encomiable y valiente, que recibe los ataques enfurecidos y venenosos de los representantes del unionismo, pero que en el caso del presentador estrella de TV3 es motivo de menosprecio, burla y chistes, como ha hecho Ricard Ustrell en directo desde su 'Planta Baixa': "Hay un número de paro muy elevado en Catalunya, pero si no es así, me gustaría saber dónde trabaja toda esta gente"

Ricard Ustrell se ríe de los manifestantes Planta Baixa TV3

"Esta flexibilidad horaria es importante de destacar". Ustrell parece empeñado en convertir el conflicto entre Catalunya y España es una especie de 'Club de la Comedia' personal. No es la primera gracia que le escuchamos en la cadena pública, como pasarse medio programa riendo con todas las veces que se había dicho 'calma tensa' en TV3 durante el 15-O. Ahora se mete con los millares de ciudadanos que recorren el país. ¿Qué haría la superestrella televisiva si no tuviera que presentar el carísimo caramelo de la pública? ¿Saldría a la calle? ¿Se manifestaría por las libertades civiles? Desgraciadamente, la respuesta parece evidente. Pero más allá de la actuación personal de cada uno, lo que no parece admisible es hacer befa de todo un pueblo. Y mucho menos si estos chistes se pagan con los 4 millones de todos los contribuyentes.

Ricard Ustrell Planta Baixa TV3

Ricard Ustrell mesa|tabla Planta Baja TV3

Ricard Ustrell Planta Baixa TV3

La trayectoria del sabadellense al frente de su pisito no deja de dar titulares: engorda audiencias, insulta a medios, rehúsa conceder entrevistas, pasa factura a compañeros de la Corpo o sufre misteriosos errores técnicos que le obligan a cerrar la emisión. Ahora también se ríe de los catalanes y de buena parte de sus espectadores. Cada día 'hace' nuevos amigos.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat