Lo que vio Quim Monzó este viernes por la tarde le irritó como hace tiempo que no se le recuerda. Imaginamos al escritor sentado en el sofá de su casa, con TV3 sintonizada, y levantándose airado por lo que estaba viendo en el programa Tot es mou. Por lo que estaban haciendo con un buen amigo y uno de los referentes de la cultura catalana. Anunciaba el programa, en una de las pausas publicitarias: "Hoy, en el 'Tot es mou', Pau Riba vendrá a soplar las velas de los 50 años del 'Dioptria'".

paz orilla todo se mueve

TV3

Este 2019 se cumplen 50 años encima de los escenarios, que se dice pronto, de un músico primordial en la historia de Catalunya del último medio siglo, Pau Riba. Hace 50 años veía la luz su primer álbum, cuando tenía solo 19 años, Dioptria, el pistoletazo de salida de una carrera envidiable y respetada por todos los que han llegado después de él, y un trabajo que ya es todo un clásico por lo que significó y porque con el paso de los años ha sido considerado un disco inimitable. Referente absoluto de la Nova Cançó y del decir lo que le apetece, aquella Dioptria se publicó como respuesta a un franquismo que oprimía la cultura y todo lo que tuviera que ver con el catalán. Un genio de la canción. Y de la palabra.

paz orilla guitarra

Pero este viernes, las dioptrías las han tenido en el programa Tot es mou, que no han sabido estar a la altura de un invitado como él. Riba ha sido entrevistado en la parte final del programa, la que conduce el periodista Lluís Marquina y que tiene voluntad de seguir el espíritu de programas históricos que repasaban las carreras y el paso por TV3 de diferentes personalidades históricas. Pero a menudo las entrevistas son un ligero soufflé, donde lo más importante no es tanto la entrevista en sí misma, escuchar las respuestas del invitado, como sí hacer pruebas en el plató, a veces, más que fallidas. Algo parecido a lo que hacen en El Hormiguero, donde lo que prima es ver los experimentos o los magos más que escuchar al invitado, pero sin tantos medios.

paz orilla todo se mou2

TV3

Después de ocho minutos de entrevista, y después de repasar, como es habitual, la primera vez que apareció en TV3, el programa tuvo la feliz idea de relacionar a un cantante como Pau Riba con otro hecho musical, el festival de Eurovisión que se celebra este sábado en Tel Aviv. Vaya, como mezclar churras con merinas. Riba, sublime, responde haciendo de Riba: "La urovisió es la visión que tienen los toros que solo ven rojo". Pero no se pudo salvar de lo que le tenían preparado: ir comentado actuaciones freakies del festival, grupos que tienen tanto que ver con Riba como un huevo a una castaña.

paz orilla todo se mou3

TV3

"Estáis diciendo que esto es música... La música está de fondo. Eso son shows teatrales. No es un festival de música". Pero en Tot es mou insistían y le hacían colgar unas banderitas en un podio de cartón piedra de trabajo manual de P5. Ocho minutos de entrevista y ocho minutos mirando vídeos de Eurovisión... "Vuelve cuando quieras", le dice Marquina al despedirle. Él responde educadamente con un lacónico "Vale, vale", que no sonaba nada convincente mientras el presentador le decía: "Ahora bailaremos bachata con Mari Pau Huguet"... 'Menos mal que no me hacen bailar a mí', pensaría Riba.

paz orilla todo se mou4

TV3

Ver al invitado así sulfuró a Quim Monzó. Desperdiciar tantos minutos con Riba viendo números de Eurovisión fue la gota que hizo colmar el vaso de la paciencia del escritor, que escribía un tuit demoledor después de verlo:

Un comentario que muchos espectadores compartían:

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat