Paz Padilla ha vivido años en Catalunya, donde participaba en el mítico Crónicas marcianas de Xavier Sardà. Este domingo su hija Anna Padilla cumple 23 años y lo han celebrado con una tradición catalana: comiendo calçots. El menú es un poco indigesto: calçots y paella regado con latas de cerveza Mahou. Cerca de la piscina llena de flamencos de la presentadora de Sálvame que hace pocos días perdió a su madre. Este es el vídeo preparando las cebollas que se ha hecho traer de Catalunya:

Instastories

Todo iba bien pero Paz Padilla ha querido imitar el acento catalán y le ha salido una tono un poco ridículo, burlón, de payesa. Este es el vídeo y audio que ha podido capturar En Blau:

Instastories

Paz Padilla: "Miraaa, una calçotada popular perquè és el cumpleanys de la meva filla. Molt bonica la nena. Amb els amics i família. No tinc paper de diari". Buen intento. Cumpleanys también lo dice Rosalía así que queda bien. Lo peor es el tono de campesina que le pone. Dice que ha preparado el romesco. La salsa ya la pone la humorista Padilla.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat