Una de las cosas buenas que tiene presentar cualquier programa en Catalunya Ràdio es hacerlo desde donde lo hacen: justo en medio de la ciudad, en la Diagonal de Barcelona, evaluando qué día hace, viendo cómo va y viene la gente, hacia el trabajo, hacia casa o simplemente, paseando al lado de los estudios de la radio pública. El hecho de que el estudio central esté a la altura de la calle, hace que los presentadores que se sientan en la silla vayan viendo a los oyentes y recibiendo saludos por su trabajo.

laura rosel cat radio micro

Laura Rosel en los estudios de Catalunya Ràdio / @laurarosel

Laura Rosel es la primera en dar los buenos días a la ciudadanía. Desde buena mañana, la locutora de El matí de Catalunya Ràdio va viendo como pasa todo el mundo mientras ella habla. A veces, para no distraerse más de la cuenta, bajan las cortinas y el estudio queda ajeno a lo que pasa fuera. Pero lo más habitual es que las dos ventanas estén abiertas de par en par y se vea quién pasa... con los riesgos que eso comporta. Como lo que ha pasado este martes...

laura rosel y c tangana cat radio

Laura Rosel y C Tangana / Catalunya Radio

Mientras Rosel estaba hablando de un tema serio, la crisis migratoria en Ceuta, y una imagen impactante, la de un guardia civil salvando a un bebé magrebí en la playa del Tarajal, y después, ha seguido abordando el tema del racismo. Pero la casualidad, y el poco trabajo de algunos, ha hecho que mientras ella ponía el acento en estos hechos, detrás suyo se produjera una imagen ridícula, fruto de la ocurrencia de dos vecinos que tenían ganas de pasar a una efímera posteridad con unos segundos de gloria. Dos hombres que mientras la locutora hace su editorial, pasan por detrás del cristal haciendo ver que estaban en una competición de piragüismo...

Menos mal que Rosel no se ha dado cuenta. Y menos mal que estaban simulando hacer piragüismo y no otra actividad... Son los riesgos de la radio en directo en medio de la ciudad.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat