Hace casi 6 meses que convive con nosotros, pero sigue generando debate, problemas e incomodidades. Algunos la desprecian, pasan olímpicamente de ella e incluso convocan manifestaciones lamentables en contra de su uso. La gran mayoría, sin embargo, la utilizan con obediencia y conciencia social. La mascarilla, la principal barrera contra el coronavirus, ha llegado para quedarse, al menos hasta que una posible vacuna nos mantenga lejos de la maldita Covid-19. Este momento todavía queda lejano, y mientras tanto, al cubrebocas todavía le faltan meses de relación amor-odio.

manifestacio mascarilla madrid efe

Manifestación contra mascarilla Madrid EFE

Uno de los problemas más comunes de aquellos que la utilizan (correctamente, claro) afecta a aquellos que llevan gafas en su día a día. La batalla para evitar que se empañen a causa de la condensación de la respiración es titánica. Existen remedios caseros para conseguir el objetivo, aunque en cualquier momento el 'sortilegio' puede dejar de tener efecto y provocar situaciones incómodas. Las molestias se multiplican en el caso de los periodistas de televisión que tienen que hacer conexiones en directo: aquí no hay tiempo ni capacidad de reacción, más allá de mandar las gafas a hacer puñetas. No es tan fácil, eso sí, y sólo queda aguantar estoicamente. Ahora bien, el inconveniente puede generar imágenes pintorescas y divertidas, como le ha pasado al popular periodista y presentador de TV3, Jordi Eroles. Durante el informativo sufría este problema y la escena se viralizaba, generando muchas reacciones. Eroles, como siempre, simpático y sin esconder nada, entraba al juego.

Jordi Eroles tuit mascarilla empañada @jordieroles

jordi abancalas TV3

Jordi Eroles TV3

Jordi Eroles gafas|ojeras empañadas @jordieroles

Jordi Eroles gafas empañadas @jordieroles

Periodismo y mascarilla son un cóctel "de riesgo", como dice Eroles. Desgraciadamente, los peligros son mucho más elevados si no la utilizamos de forma habitual.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat