Una de las estrategias más chapuceras de Sálvame es que durante el programa van emitiendo un letrero que dice "Si tienes información sobre algún famoso ponte en contacto con nosotros en el 636 XXX XXX". Invita a los espectadores a delatar a VIPS en circunstancias rutinarias, como la cola del súper o cenando. Y le ha pasado a Gerard Piqué. El central del Barça tiene muchos haters y uno lo fotografió entrando en el restaurante Tívoli de Muntaner / Vía Augusta de Barcelona, cerca de su antiguo domicilio en el barrio de Galvany. Hacía celebración familiar y aparcó el coche pisando un paso de peatones. El delator, perico, unionista u obseso del civismo, envió las fotos a Sálvame:

coche pique T5

coches pique muntaner T5

pique telecinco

pareja mossso pique T5

pique mossos T5

pique mossos Telecinco

coches pique muntaner T5

Telecinco

Según el chivato, la multa la recibió Piqué la noche del viernes 10 de octubre. No había jornada de liga por partidos de selecciones. Cumpleaños familiar y coche mal aparcado. Los Mossos entraron en el restaurante para que retirara el coche y el deportista tiene que salir del local, según el fotógrafo y delator, con "muy malas formas" y en un "rifirafe". La voz de Sálvame dice  "Falta de civismo, sin valores, sin cortarse un pelo, el testigo se mantiene en el anonimato, Piqué en el foco de la polémica, su lujoso coche mal aparcado una vez más. A 400 m tiene un párking donde no molestaría a nadie. Mostró el carácter chulesco y prepotente. Rifirafe entre Piqué y los agentes". Todo con música del apocalipsis. Aquí el vídeo:

Todo se acaba con una multa de 200 euros. Pero Sálvame banana ya ha hecho el día como si Piqué fuera un peligroso sedicioso.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat