Las comparaciones son odiosas, sobre todo para quien sale malparado. Pero La Riera acabó hace dos meses con un capítulo especial que alcanzó una audiencia del 21,8%. Com si fos ahir se tuvo que resignar con un 12,9% en un día de audiencias espectaculares por TV3. Todos los programas de la Diada superaron el 20% excepto el culebrón, que no llegó al 13%.

Como si fuera ayer TV3

Los inicios de una serie acostumbran a ser complicados porque los espectadores no conocen a los protagonistas. A cada capítulo es de esperar que conozcamos mejor hacia donde va cada personaje. Pero fue un estreno en que el equipo de guionistas exigió demasiado a los fieles de las sobremesas catalanas. La presentación confusa de los amigos, parientes o conocidos del difunto que abría la serie no favoreció el seguimiento de las tramas.

El look es de los más cuidados que se recuerdan en un serial diario no ya de TV3 sino de cualquier cadena estatal. El trabajo de casting ha sido bueno pero el planteamiento quizás peca de este afán de TV3 de rejuvenecer su audiencia. Los culebrones siempre se han caracterizado por su transversalidad con respecto a los segmentos de edad, siendo especialmente sensibles a las franjas de espectadores que están en casa mirando la tele sobre las 3 y media de la tarde. No parece que ninguno de los protagonistas, por edad y profesión, pudiera ser espectador de este culebrón.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat