Iñaki Urdangarin tiene la prisión muy cerca. La decisión final del Tribunal Supremo no tardará demasiado en llegar, pudiendo pedir su encarcelamiento las próximas semanas. El borrador de la sentencia estaría casi listo, con los magistrados a punto de dictarla. Unos días de incertidumbre que tendría a la infanta Cristina a bordo de un ataque de nervios. ¿Pondrán fin a su libertad o no?

El exjugador de balonmano se centra en el deporte mientras tanto, preparándose para el Maratón de Ginebra en el que participa cada año. Quedan sólo dos fines de semana para su celebración, ¿seguirá en casa por entonces? De momento los medios se centran en investigar cómo sería su estancia en la prisión, asegurando Pilar Eyre que el adjetivo adecuado sería "plácida".

Podrá cursar una carrera en la Uned, recibir clases de capoeira de los brasileños encarcelados, hacer cursos de cocina o impartir clases de educación física a sus compañeros de patio. Todo, con dos visitas semanales y un vis a vis cada veinte días. Nada mal...

urdangarin contento motxila gtres

GTRES

Todas las miradas están puestas ahora en la Casa Real. ¿Cómo actuará cuando se dicte sentencia? Algunas voces afirman que la infanta y los niños se engalanarían para estar más cerca del padre, para poder visitarle en la prisión sin tener que coger un avión. La reina Sofía sería la máxima interesada en que vivieran en La Zarzuela con el rey Felipe, pero parece que él no estaría demasiado convencido. Después de estar todos estos años tratando a la hermana como la oveja negra de la familia, tampoco tendría demasiado sentido, la verdad...

Cuando salió a la luz la implicación de Iñaki Urdangarin, se acusó la infanta de estar al corriente de todo. La imagen de la Casa Real quedó muy estropeada, a pesar de los "yo no sabía nada" que clamó Cristina. Recordemos, además, que la mano derecha de Iñaki aseguró que los monarcas estaban al corriente de todo lo que se hacía, existiendo incluso una carpeta llamada Supervisión Zarzuela.

urdangarin cristina noos efe

EFE

Así como Felipe VI y Letizia han hecho el vacío a Cristina y le han apartado de la agenda oficial y de los cumpleaños familiares, la reina Sofía y Juan Carlos I se han mostrado más próximos. Pero ahora LOC acaba de publicar un artículo que podría acabar con el buen rollo entre Cristina y su padre.

Explican que cuando estalló el caso Urdangarin, las máximas autoridades españolas se reunieron en La Zarzuela para abordar la polémica y pensar cómo reaccionar. Una conversación entre Juan Carlos I, Mariano Rajoy, el ex fiscal general Eduardo Torres Dulce y el exministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón. El objetivo era claro: hacer todo el posible para salvar a la infanta Cristina.

Juan Carlos I e Iñaki Urdangarin GTRES

GTRES

¿Pero qué pasaba con Iñaki? Que tenía que pagar él solo por todo: "No sólo no se puede salvar a Iñaki Urdangarin sino que no se debe. No puede ocurrir que se ponga en riesgo el Estado por intentar librarle. Las evidencias son abrumadoras y las instituciones sufrirían un daño irreparable", habrían acordado los cuatro. El máximo responsable del ministerio público puso sobre la mesa que no había nada que hacer, dictándose posteriormente la sentencia condenatoria contra el exduque de Palma.

¿Qué acabará pasando? ¿Veremos entrar al marido de la infanta Cristina en la cárcel?

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat