Jordi Évole ha reunido a dos figuras muy importantes del periodismo deportivo, José María García y José Ramón de la Morena. Enfrentados durante muchos años, parece que han dejado sus diferencias de lado, y han protagonizado un Salvados muy entretenido hablando sobre periodismo.

Ahora bien, la figura más importante del programa ha acabado siendo el rey Juan Carlos I. Ya habían adelantado que tendrían una conversación telefónica con el emérito, una conversación que acabaría con el monarca enfadado y colgando el teléfono a Évole. Y así fue.

Pero vamos por partes, porque explicaron una anécdota del Borbón que dejó boquiabierta a la audiencia. José María García confesó que llegó a tener una buena relación con él, pero no dudó en criticarlo: "Yo he sentido adoración por Juan Carlos, y confieso ahora que equivocada, porque ha hecho cosas equivocadas que yo desconocía. No me gustó el escándalo de Bostuana, la presencia tan próxima de Corinna ni las amistades masculinas próximas al Rey". "No estoy nada agradecido con Juan Carlos, yo me he portado con él de maravilla. Pero desde que dejara de ser rey, ni una llamada...", ha añadido.

La última vez que se vieron, hubo una incómoda situación que ha querido compartir. Resulta que el periodista iba vestido con un jersey rojo, y el monarca al verlo, habría evidenciado qué opina de los hombres que visten de este color: "Hombre, ¡no sabía que te vestías de maricón!", habría dicho. Ante lo que García habría contestado: "Es de la única cosa de la que no pueden acusarlo a Usted", haciendo referencia a su fama de mujeriego.

évole salvados

La Sexta

Uno de los momentos de la noche, por eso, fue la breve llamada de Évole con Juan Carlos I. Después de preguntarle cómo se encontraba, le dijo que estaba acompañado de José María García. "Me estaba diciendo que si hubiera tenido la exclusiva de Botsuana, también la habría dado. ¿Usted cómo se lo habría tomado?", le preguntaba. Y Juan Carlos sacaba pelotas fuera: "Yo con José María hablo de muchas cosas. Lo admiro y le quiero. Cuando nos veamos, seguiremos hablando".

Una conversación que siguió con Évole pidiéndole una entrevista al monarca, una invitación que rechazó de malas maneras: "A mí me han dicho que me llamaríais para hablar de José María García, y con él hablo de lo que sea. Pero no hablaré de nada más. Un saludo y que todo vaya muy bien". Y justo después, dejando al presentador con la palabra en la boca, colgó.

Ante eso, evidenciaron su cabreo: "A Juan Carlos le falta esta entrevista incisiva, no de estas que sólo hacen felaciones. A mí me ha molestado el comportamiento que ha tenido contigo, se ha equivocado colgando groseramente". ¿Llegará algún día esta esperada entrevista?
T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat