El pregón de cualquier fiesta mayor acostumbra a ser un acto bastante rutinario, al que sólo acuden algunos jubilados aburridos, las autoridades locales y unos cuantos curiosos. De hecho, Javier Pérez Andújar, el pregonero de este jueves, reconocía que es la primera vez que asiste a un acto de este tipo. El pregón de la Mercè de este año ha sido excepcional porque había generado mucha expectación. En la plaza Sant Jaume había bastante gente, pero no estaba llena. Muchos periodistas estaban presentes... La agitación era obvia a partir de la polémica generada por la designación de Pérez Andújar como pregonero. Desde el independentismo se le recriminó haber escrito algunos artículos muy combativos contra los soberanistas en que declaraba que la Diada era el "parque temático del independentismo" e incluso comparaba a Catalunya con el Irán de los ayatollahs. La convocatoria de un pregón alternativo a cargo de Toni Albà ha acentuado la agitación entre partidarios y detractores del escritor de Sant Adrià.

Plaza con poca polémica

Un par de manifestantes con estelada y barretina protestaban, ante el Ayuntamiento, contra la designación del pregonero. Pero hacían mucho más ruido los manifestantes contra la masificación del turismo, que han realizado una sonora protesta durante los preparativos de la fiesta y durante los parlamentos de Colau (en cambio, han mantenido un respetuoso silencio durante la intervención del pregonero). Tampoco había pancartas ni se han pronunciado eslóganes en favor del pregonero. En el Saló de Cent no ha habido demostraciones de disgusto por la cuestión del pregonero. Estaban presentes el conseller Santi Vila, autoridades civiles y militares, y los jefes de los grupos municipales de la oposición: Alfred Bosch, Alberto Fernández Díaz, Xavier Trias... Colau ha intervenido antes de Andújar y ha afirmado que tener a Andújar de pregonero constituía "un honor para Barcelona", pero también "un acto de reconocimiento y justicia a cada uno de los barrios de la ciudad".

El pregón

Pérez Andújar, que ha pronunciado su discurso en castellano, ha evitado hacer ninguna referencia a la polémica o al soberanismo (en cambio ha lanzado severas críticas a la ultraderecha, por ejemplo, refiriéndose al atentado que destruyó la revista El Papus y que mató al conserje). Sólo, en clave irónica, ha empezado el discurso felicitando la Mercè "a todas las autoridades y a todos los desautorizados". El pregón ha constituido una reivindicación de la cultura barcelonesa: "Barcelona es una ciudad escrita con la caligrafía de los sueños, ha afirmado". Pero sobre todo ha puesto énfasis en la cultura popular: de la literatura popular, pero también de la música, de la fiesta, de la vida en los barrios... Ha alabado los antiguos quioscos ("las librerías del pueblo"). Ha mencionado decenas de creadores barceloneses: desde Vázquez y Escobar (del TBO), hasta Silver Kane, de las novelas del Oeste, incluso Montserrat Roig.

Felices fiestas a todos

Pérez Andújar ha reivindicado en varias ocasiones el papel destacado que han tenido muchas personas no nacidas en Barcelona en la cultura barcelonesa. Ha recitado los nombres de dibujantes, escritores y músicos vinculados a la ciudad destacando que habían nacido en otros lados, pero que "eso no importa, porque cuando lo hicieron eran muy pequeños". Y ha lanzado un grito en favor de la diversidad en la ciudad: "Hay muchas formas de ser de Barcelona", recordando que hay barceloneses que duermen bajo las estrellas o que duermen en los CIES. Y ha reclamado, sobre todo, la herencia de toda aquella gente de la calle que luchó por la democracia. Ha acabado el discurso con el grito: "¡Barceloneses del mundo, uníos! Visca la festa major!". Al término del emotivo parlamento, Pérez Andújar ha recibido una fuerte ovación en el interior y el exterior de la sala, probablemente como desagravio por las críticas recibidas.

Críticas y críticas

Desde el sector nacionalista las críticas en Andújar han ido en diferentes sentidos. Algunas eran muy agresivas y le acusaban de arrogarse injustamente la representación de la Catalunya suburbana. Otros incluso lo acusaban de formar parte de núcleos no integrados en Catalunya. Pero también ha habido críticas más moderadas. Vicent Partal, en Vilaweb, ha defendido el derecho de Andújar a decir lo que le pareciera, pero apuntaba que las declaraciones contundentes también pueden generar críticas contundentes de los adversarios. Gabriel Rufián ha publicado una carta abierta a Andújar en El Periódico en la que a pesar de marcar claramente las diferencias con los posicionamientos del escritor, reconocía los valores compartidos y le deseaba un buen pregón.

Calentando motores

Desde que estalló la polémica sobre su designación, Pérez Andújar, habitualmente discreto, no se ha hecho ver mucho. En las redes sociales ha seguido colgando tweets sobre música, sobre cómics y sobre trilobites, evitando cualquier confrontación directa con sus detractores. En cambio le han aparecido amigos insospechados que han volado a su socorro. El Español, el diario de Pedro J., hacía una apología del escritor (izquierdista declarado y poco amigo de los ultraderechistas españoles). También Sociedad Civil Catalana animaba al escritor, y columnistas de todos los medios conservadores lo convertían en ídolo a venerar. Al final, en el pregón, Andújar ha desarticulado la polémica y ha rechazado convertirse en el representante de todos aquellos que pretendían defenderlo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat